Las Verdades de Miguel 695- 05 de noviembre de 2018

Publicado el 6 noviembre, 2018
Publicidad:

Miguel Salazar da sus opiniones y las noticias más controverciales en Las Verdades de Miguel, hablando esta primera semana de noviembre sobre la falta de gas doméstico y gasolina que puede provocar un levantamiento de los venezolanos. Asimismo, comenta un poco sobre el posible cambio del ministro en Interior, Justicia y Paz. Por otro lado, la reciente entrevista realizada a Lorent Saleh por el periódico El País de España resalta las condiciones deterioradas y los abusos realizados en la prisión El Helicoide y La Tumba. Estas y otras noticias más encontrarás en esta nueva edición de Las Verdades de Miguel.

Las verdades de Miguel

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda

Mi comentario de la semana

Las Verdades de MiguelA propósito del más mediocre de los circos de los últimos años. En este país todos los comerciantes (parafraseando a Fiodor Dostoyevski) sólo persiguen un fin, ganar o quitarle algo a los demás. El beisbol es el mejor aspecto para pensar lo que es y ha sido siempre Venezuela, me pregunto si será por eso que es considerado el pasatiempo nacional. No negaré que el siguiente comentario está signado por un estado de ánimo, intrínsecamente unido al desamor y a la acostumbrada vocación de perdedor con Los Tiburones de La Guaira. Comparando la situación del equipo guaireño con lo que viene ocurriendo en el país, aprecio con preocupación que nos hemos ido habituando a la retahíla de errores cometidos por la dirigencia política que como paradoja tiene la responsabilidad de conducirnos a buen destino; el desapego de esta élite de la realidad contrasta con la indoblegable voluntad y mística del pueblo venezolano. En el contexto internacional no pasamos de ser el comodín que José Ignacio Cabrujas le otorgaba al conjunto escualo. Pues bien, así como Los Tiburones concibe el Campeonato del Beisbol Profesional como una rutina perdedora, igualmente el Gobierno poco o nada hace para devolvernos al sendero de una victoria cada vez más inalcanzable. Mientras los dueños de Los Tiburones contratan los peores peloteros para que les quede una buena tajada de los dólares preferenciales, también el Gobierno opta por los más deficientes para hacerlos miembros del Ejecutivo. Entretanto nosotros, los adeptos de unos tiburones que no llegan a boquerones manifestamos el descontento no asistiendo al estadio, con la idea de que así nos desquitamos de quienes cada año nos engañan con una contratación de gallos muertos, igual, el país asume una conducta de brazos caídos manifestando su desacuerdo ante los desaguisados cometidos por los gobernantes. El intento de olvidarnos del equipo es secundado en la tentativa de desconocer adrede lo que sucede en Venezuela. Nos creemos libres porque nos hacemos de la vista gorda ante las derrotas de los tiburones, pero, como Cabrujas, terminamos siendo seres solitarios en medio de un pasatiempo que no sólo es beisbol mediocre, sino también la réplica de una nación en iguales o peores circunstancias; sin embargo, como venezolanos, la condición perdedora nos lacera lo más profundo del corazón. Por ello, a pesar de todo, así como somos de los tiburones y continuamos con el equipo no porque rememoramos verlo ganar campeonatos, así seguiremos teniendo el orgullo de ser nacionales, porque es nuestro fervor, hagan lo que hagan los mal llamados directivos del beisbol, a esos que les importa un bledo el estado competitivo de la divisa, en lo particular seguiré siendo incondicional número uno de los inmortales Tiburones de La Guaira. Tomando en cuenta la seguidilla de reveses de mi amado conjunto, hago una analogía con Venezuela para advertirle a la élite gobernante que nuestro amor por esta tierra es puro coraje, aliento y pasión, de allí que nos duela profundamente lo que acá ocurre, porque este país será mi última militancia, siempre compartida con Los Tiburones de La Guaira, y por ello, ante los desengaños no pienso salir en estampida como alma que lleva el diablo. Acá estoy soportando el chaparrón de vuestras malas políticas, hasta donde la paciencia alcance. De nuevo insisto en enunciar al autor ruso de Crimen y Castigo: Nada en este mundo es más difícil que decir la verdad, nada más fácil que la adulación.

ALERTA. Registra la historia que a finales de enero de 1962, gobernando Rómulo Betancourt, se inició una huelga del transporte en el Táchira que pronto se extendería a todo el país, y tomaría un carácter insurreccional que poco faltó para derrocarlo. Hoy, aunque las condiciones son distintas, en los Andes venezolanos, el descontento general por la falta de gas doméstico y gasolina está generando una rabia colectiva que puede dar paso a un levantamiento popular. Si no se soluciona el problema, como reguero de pólvora la situación se hará insostenible.

EXTRADICIÓN. El Caso Chávez. La eventual entrega a Venezuela desde España de Claudia Patricia Díaz, una oficiala venezolana que hizo las veces de enfermera de Chávez durante su dolencia ocasionada por el cáncer, y a quien Chávez hizo tesorera nacional, abre un camino que puede llevar a establecer qué ocurrió realmente con la situación que acabó con la vida del entonces Presidente. Como tesorera, Díaz estuvo comprometida con varios personajes que emergieron como prósperos empresarios tras probar suerte en el mercado de los bonos con su apoyo. No hay que olvidar que por ese cargo pasaron otros oficiales (hombres y mujeres), también relacionados con banqueros y corredores.

CAMBIOS. Está en puertas el cambio de ministro en Interior, Justicia y Paz. Su actual titular cada día pierde mayor terreno en las instancias de su competencia, inclusive, donde ni siquiera puede ordenar la emisión de un pasaporte es en el Saime. Como sucesor se perfila el M/G Iván Hernández Dala (actual jefe de la Casa Militar).

SEPULCROS. El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos. Con abatimiento pero sin amargura leo la entrevista que le hace El País de España al militante de la derecha Lorent Saleh, recientemente liberado y enviado a Madrid, donde le dieron el estatus de exiliado. Sus revelaciones acerca de la prisión en Venezuela dan cuenta de un submundo desconocido. Con incredulidad me niego a pensar que en nuestro país sigamos las prácticas empleadas en contra de los disidentes, terroristas o no, sin distingo de ideologías, en distintas cárceles del mundo. Lo descrito por Saleh acerca de El Helicoide y La Tumba, debe ser investigado. Esta Revolución se hizo para terminar con los abusos de la IV República, por lo tanto, de ser cierto, no se puede admitir la tortura del signo y modalidad que sea.

ARCANOS. El motivo de la destitución del M/G Gustavo González López como jefe del Sebin es un secreto bien guardado. Dos acontecimientos se suman para la especulación: Uno, la muerte del concejal Fernando Albán; el otro un extraño suceso ocurrido en horas de la noche del 30 de octubre pasado con la caravana presidencial, donde se menciona al Sebin; entretanto, no se ha hecho esperar el cuestionamiento a través de las redes sociales de la designación del G/D Manuel Ricardo Cristopher Figuera como sucesor de González López. Por cierto, se desconoce el paradero del hoy exjefe del Sebin, como el de su esposa, fiscal del MP.

ALGARABÍA. Si se concreta un nuevo aumento salarial por decreto, sumado a un compulsivo incremento de los precios petroleros inducido por la amenaza de USA de bloquear el comercio iraní de crudos, puede agravarse el desbarajuste económico nacional. Graficando, en el combate boxístico celebrado en el antiguo Zaire, el 30 de octubre de 1974, entre Muhammad Alí y George Foreman, un encuentro registrado como The Rumble in the Jungle, donde Foreman golpeó tercamente a Alí en la línea media, hasta que cansado sucumbió a la estrategia del Más Grande en el octavo asalto. En una analogía, podemos decir que el Gobierno se empeña en enderezar la economía con reiterados aumentos salariales, creando una esperanza ficticia, mientras los especuladores responden con precios elevadísimos que terminarán por hacer que el pueblo besé la lona.

REFLEXIÓN. La simplicidad de la Revolución Bolivariana cabalga sobre su eventual decadencia. La paupérrima situación económica y social es una constante. Los más crueles pertenecen a las clases más bajas, no tanto porque lo sean, sino que no tienen otra vía para expresar su inserción en un mundo de por sí violento, donde la brutalidad es una constante en las periferias urbanas. La miseria de la clase media, la vida de la burguesía emergente al calor del despilfarro de los recursos públicos, todo aparece como una defunción notificada. La revolución puede perderse más por negligencia o pereza que por acción; mientras, los venezolanos se ven en el carrusel del infortunio existencial, con un Gobierno que no enfrenta los conflictos, sino que se ve atropellado por ellos, y la utopía concluye siendo una víctima infractora.

MAULA. Como si nada hubiera pasado, un otrora zar de la construcción beneficiado por el Plan Bolívar 2000 regresa a las lides de los negocios con el Gobierno. Se trata de un zuliano que hace de practicante evangélico, ahora prueba suerte en el sector petrolero. Le debe a todo el mundo, pero mete cuentos esperando pagos de Pdvsa.

EUROCOMUNISTA. Un día antes de su partida recordé a Teodoro Petkoff. En mi vida lo vi de cerca sólo tres veces; la primera fue en la redacción de La Razón, donde yo había escrito una crónica mordaz que no lo gustó. Teodoro me miró desafiante, pero, cambió su actitud cuando, retándolo, lo sorprendí con un fuerte apretón de manos. La segunda vez fue en el velorio de su hermano Luben, allí le di el pésame con el presidente Caldera de testigo. La última ocasión fue en un foro acerca de la libertad de expresión donde compartí con Petkoff, Miguel Otero Castillo y Norberto Maza. Esa tarde le recordé que él no había sido muy liberal con los periodistas e inclusive le encasquetó el calificativo de bobolongo a Otero Castillo, en presencia de este último finalizó la conversa diciéndome: Tus informaciones no son chismes como los de Marianela. Sin duda, Teodoro fue un teórico brillante. Perteneció a la ola del eurocomunismo y su condena al Pacto de Varsovia a raíz de la invasión soviética a Checoeslovaquia, en una generación donde deslumbraron Roger Garaudy, Enrico Berlinguer, Santiago Carrillo y George Marchais. Hasta la vista Teodoro.

PROGRAMA. Este domingo 4 de noviembre estaré como es costumbre comentando temas de interés nacional en Las Verdades de Miguel en TV. Canal-i a las 10 de la mañana.

Ediciones anteriores

659658657656653652650649648

Página oficial: Las Verdades de Miguel

Cuenta oficial Twitter: Miguel Salazar