Conozca cuánto le cuesta a un migrante venezolano vivir en México

Publicado el 24 octubre, 2018
Publicidad:

La crisis económica, social y política que atraviesa el país, ha obligado a emigrar a sus ciudadanos por otros países del mundo, donde 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país en busca de un mejor futuro, según informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Cerca de 40.000 venezolanos, según cifras del Instituto Nacional de Migración (INM), escogieron a México como el lugar en donde iniciarían una nueva vida lejos de la crisis.

Conozca cuánto le cuesta a un migrante venezolano vivir en México

También te puede interesar: Panamá permitirá reagrupación familiar de venezolanos

La conocida crisis económica, social y política que atraviesa Venezuela ha obligado a dispersar a sus ciudadanos por todos los rincones del mundo. 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país en busca de un mejor futuro, según informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el pasado mes de agosto.

Cerca de 40.000 venezolanos, según cifras del Instituto Nacional de Migración (INM), escogieron a México como el lugar en donde iniciarían una nueva vida lejos de la crisis. Hasta hace pocos años, las tierras aztecas no se encontraban dentro de las primeras opciones de la mayoría de los venezolanos que decidían migrar; sin embargo, en los últimos tres años las cosas han cambiado. En el año 2000, la cantidad de venezolanos en México apenas llegaba a 2.500 personas; en 2010, ascendió a 10.000 y en 2015 se disparó a 21.000.

¿Cuánto cuesta vivir en México? Una pregunta que los venezolanos afectados por la crisis inflacionaria se podrían hacer.

Los costos en México no están estandarizados y por lo tanto varían de acuerdo al estado, ciudad o zona.

Ciudad de México, Oaxaca, Guadalajara, Tijuana y Monterrey se encuentran entre las ciudades más caras, según Forbes México. A su vez, en estas ciudades los salarios de los trabajadores suelen ser más altos en comparación a las demás provincias.

El Nacional Web consultó con cuatro migrantes venezolanos en la Ciudad de México para poder describir un presupuesto referencial que tome en cuenta los gastos básicos.

Transporte Público

El Metro y el Metrobús son los principales sistemas de transporte con los cuales los capitalinos se desplazan. El boleto del Metro cuesta 5 pesos, mientras que el de Metrobús, 6. Si una persona viajara, ida y vuelta, una vez al día en alguno de estos sistemas, al mes gastaría de 300 pesos ($15,99) a 360 pesos ($19,9).

Si las personas deciden residir en zonas retiradas o que no cuentan con los sistemas principales de transporte, deberán hacer uso de un sistema alternativo, como las busetas. El pasaje tiene un costo de 5 a 6 pesos. Con este pago extra se duplica el gasto de transporte público mensual.

Una persona podría gastar hasta 600 ($ 32) o 720 pesos ($ 39) al mes, solo en transporte.

Servicios y Telecomunicaciones

Los planes telefónicos, que pueden llegar a alcanzar para un mes, tienen un costo de 200 pesos ($ 10,66).

La contratación de un plan de Internet básico, para una vivienda, cuesta 550 pesos ($ 29,32).

Agua, gas y luz. Las personas consultadas para realizar este reportaje coincidieron con la idea de que el costo varía según el uso. Afirmaron que, como promedio máximo, se gastarían unos 650 pesos ($ 37,31) mensuales entre los servicios de agua, gas y luz.

Comida e higiene

Los hábitos alimenticios y las preferencias de productos en el supermercado son factores que hacen que el presupuesto varíe.

Walmart, Superama, Sumesa, La Comer y Soriana son algunas de las cadenas de supermercados más populares del país. Las personas consultadas para elaborar esta proyección recomendaron apartar de su presupuesto mensual 2.000 pesos ($ 107), para cubrir holgadamente con los gastos de alimentos, artículos de higiene y aseo personal.

Vale acotar que almorzar en la calle en un día laboral, en lugares de comida rápida o en pequeños restaurantes dedicados a la venta de menús ejecutivos, cuesta generalmente entre 30 y 50 pesos (entre $ 1,60 y $ 2,67).

Alquileres

El tema de la vivienda es el factor más variable para la realización de un presupuesto referencial. Depende de la zona en la que se elige vivir o cómo se está dispuesto a vivir. Muchos venezolanos rentan departamentos y reparten el gasto entre los miembros de la familia; otros, solitarios, rentan habitaciones particulares. Y algunos, generalmente jóvenes, deciden vivir con hasta 4 compañeros para reducir sus gastos.

Gustavo, de 75 años, vive con sus dos hijas en la Colonia del Valle, una buena zona de la capital que está ubicada en un punto céntrico de la ciudad y de fácil acceso en transporte público. El pago por el departamento completo es de 17.000 pesos ($ 906,17). El señor indicó que aporta 6.000 para el pago de la renta, con servicios incluidos.

Gabriel, de 23 años, vive con tres miembros de su familia en Tlalpan (sur de la Ciudad de México). Esta es una zona de la clase media capitalina, su ubicación está un poco retirada al sur de la ciudad. El costo del departamento es de 10.000 pesos ($ 533), con servicios básicos incluidos. Gabriel cuenta que con el apoyo de su familia pagan ‘tranquilamente’ la renta mensual.

Ángela, de 25 años, comparte un departamento con tres profesionales jóvenes en la Roma Sur. No detalló cuánto cuesta la renta. Esta es una zona céntrica, concurrida y segura de la ciudad. La joven confirmó que gasta 3.800 pesos ($ 202,56) mensuales por su habitación, servicios básicos, internet y limpieza cada ocho días.

José David, de 32 años, vive solo en un departamento de dos habitaciones en Iztacalco. Esta es una zona retirada hacia el suroeste de la ciudad. Es considerada de clase media o ‘clase media-baja’. Para José David, quien declara haber vivido toda su vida en el 23 de Enero, le parece un lugar “bastante decente”. Reveló que gasta 4.300 pesos ($ 229,31) por la renta, con los servicios incluidos.

La mayoría de los alquileres en la Ciudad de México incluyen los servicios en el costo de la renta. Sin embargo, el precio varía según la zona. En sectores populares y retirados, departamentos pequeños pueden llegar a costar hasta 3.000 pesos ($ 160). En zonas costosas, las rentas podrían superar los 30.000 pesos ($ 1.600).

Es recomendable para quienes deseen migrar, consultar los costos de las rentas en México mediante sitios en internet, independientemente de la ciudad a la que se quiera llegar. Algunos sitios web son: casas.trovit.com.mx, www.inmuebles24.com y www.segundamano.mx.

Las fuentes consultadas concluyeron que, si la persona interesada quisiera vivir en una habitación, se deberá destinar al menos 3.000 pesos ($ 160) para el presupuesto. Para quienes aspiren vivir en un departamento alquilado, en una zona modesta, se deben considerar al menos 6.000 pesos ($ 230).

Presupuesto referencial

Tras un consenso, los participantes en este reportaje concluyeron con el siguiente presupuesto estimado para los gastos básicos de un migrante venezolano en México:

Transporte: 360 pesos ($ 19,9).

Comida y aseo personal 2.000 pesos ($ 106,61)

Plan telefónico: 200 pesos ($ 10,66).

Servicios de lavandería: 240 pesos ($ 12,80)

Alquiler y servicios: 5.000 pesos ($ 266,52).

Total: 7.800 pesos ($415,77).

Es importante aclarar que esta cifra puede variar según las condiciones en las que se encuentre la persona. También se debe tomar en cuenta que los costos en las ciudades pequeñas son menores, aproximadamente de 15% a 20% más barato.

¿Cómo son los salarios en México?

El salario mínimo de México es de 2.400 pesos mensuales ($ 127,93). En las grandes ciudades del país es poco común que una persona cobre el salario mínimo mensual.

En la Ciudad de México, los salarios de los trabajos que no ameritan una preparación profesional, por lo general son de 5.000 pesos a 8.000 pesos y, con suerte, hasta un poco más.

Los profesionales jóvenes, de 20 a 30 años, suelen ganar desde 8.000 hasta 16.000 pesos. Las personas graduadas en carreras vinculadas a la Medicina o Ingeniería pueden llegar a recibir salarios superiores a los 20.000 pesos ($ 1.066).

“Con esfuerzo y apoyo, el dinero sí alcanza”

Las personas consultadas para la elaboración de este trabajo afirmaron que, si bien México no era un país fácil, mediante sus salarios recibían el dinero suficiente para cubrir sus gastos básicos, realizar actividades recreativas los fines de semana y ahorrar, ya sea para proyectos personales o para comprar artículos de alto costo como celulares, videojuegos, electrodomésticos, entre otras cosas.

Mencionaron que al principio fue duro, pues los salarios estaban muy ajustados a sus gastos básico; sin embargo, con apoyo de compañeros, tiempo de adaptación y ‘suerte’ para encontrar ‘buenos’ empleos, hoy sienten que tienen estabilidad.

Desde hace nueve años, la inflación anual de México no ha sido mayor de 5%, excepto en 2017.

Por esta razón el poder adquisitivo no ha mermado con la misma rapidez que en Venezuela. En 2015, la inflación anual mexicana fue de 2,5%; en 2016, de 2,9%; en 2017, de 6,3% y en septiembre de 2018 de 5% en comparación a septiembre del año pasado.

Fuente: El Nacional