Cómo reducir el consumo de datos en un iPhone

Publicado el 6 octubre, 2018
Publicidad:

Muchos usuarios de teléfonos inteligentes sufren de un consumo excesivo de megas en las aplicaciones, dejando el smartphone sin conexión a Internet o provocando recargas adicionales para restaurar la conexión. iPhone es un equipo que al igual que Android sufren de estos problemas y también tienen los mismos métodos para llevar un control en el consumo de datos. En Notilogía te mostraremos las diferentes maneras de ahorrar, desactivar o reducir el consumo de tus datos móviles y así poder disfrutar de los megas por un mes completo de renta.

Cómo reducir el consumo de datos en un iPhone

También te puede interesar: Netflix consume el 15% del tráfico de internet en todo el mundo

Controlar el consumo de datos

Como hemos dicho, para evitarnos sustos de última hora, es fundamental controlar el consumo de datos móviles. Para ello, solo tenemos que ir a Ajustes y abrir Datos móviles. Ahí nos encontraremos tres opciones (Datos móviles, Opciones y Compartir Internet), seguidas de los ajustes del operador y, más abajo, todo el uso que hacemos de nuestro plan de datos: Periodo actual, Periodo de itinerancia actual, Servicios del sistema y, una a una, todas las aplicaciones con el consumo que hace cada una de ellas (en KB, en MB o en GB).

Con ello, podremos saber qué aplicaciones son las que más datos consumen y es muy probable que nos encontremos alguna sorpresa con apps que pensábamos que no consumían datos. Debajo de todas ellas, podemos Restablecer estadísticas para que empiece a “contar” datos de nuevo y comprobar la última fecha de reinicio.

Cómo reducir el consumo de datos en un iPhone

Cómo desactivar completamente los datos móviles en iOS

Desde que no existe el roaming en la mayoría de países de Europa (e incluso en Estados Unidos si eres cliente de Vodafone), desactivar los datos móviles completamente ha dejado de ser una acción imprescindible en cualquier viaje. Sin embargo, sí que conviene seguir haciéndolo cuando salimos del viejo continente o si estamos a punto de superar el límite de la tarifa y queremos “guardar unos megas” por si acaso.

Para ello, solo tienes que abrir los Ajustes de tu iPhone y señalar la opción Datos móviles que aparece en cuarto lugar. Una vez dentro, basta con desmarcar el interruptor de Datos Móviles para desactivarla. A partir de ese momento, estamos restringiendo a WiFi todo el tráfico de datos (correo, Internet, notificaciones, etc.). ¿Necesitas o quieres volver a activarlos? Pues solo tienes que repetir el proceso: Ajustes > Datos móviles > Marcar Datos móviles.0

Cómo reducir el consumo de datos en un iPhone

Cómo desactivar los datos por aplicaciones

Una opción menos radical que desactivar los datos móviles completamente, es restringir su uso a determinadas aplicaciones y juegos. Esto resulta especialmente útil en el caso de aplicaciones que no usamos a menudo y en aquellas que devoran los datos (sobre todo, las de streaming de vídeo).

Para evitar que ciertas aplicaciones consuman datos móviles en iOS, solo tenemos que dirigirnos a Ajustes > Datos móviles y en la parte inferior, en el mismo sitio en el que vemos lo que gasta cada una, podemos desmarcar aquellas apps que no queremos que consuman datos para que accedan a Internet excusivamente a través de WiFi.

Actualizaciones y descargas, solo con WiFi

Algo que nos puede hacer gastar una buena cantidad de datos móviles sin que nos enteremos, son las actualizaciones automáticas de aplicaciones. En el caso de que tengas un iPhone solo tienes que dirigirte a Ajustes > iTunes Store y App Store y desactivar la opción ‘Usar datos móviles’.

Desactivando esa opción, solamente podremos instalar, actualizar y descargar aplicaciones, juegos y contenido adquirido en las tiendas de Apple vía WiFi.

Cómo reducir el consumo de datos en un iPhone

Además de las actualizaciones, las descargas de contenido multimedia también se llevan por delante unos cuantos megas. Y a veces el problema no es que tú descargues cosas de Internet, sino que otras personas te las envían (por apps de mensajería instantánea principalmente).

Por suerte, WhatsApp, Facebook, Telegram y multitud de aplicaciones te dan la posibilidad de controlar si quieres que ese contenido multimedia se descargue automáticamente cuando tienes una conexión de datos o no.

Y por último, ten encuenta que, aunque no uses algunas aplicaciones, estas pueden conectarse a Internet y descargar contenido en segundo plano. En estos casos no suelen consumir demasiados datos, pero siempre es recomendable desinstalar las apps que no usas, y no solo para reducir el uso de datos, sino que también para liberar espacio y ahorrarte algo de batería.

Fuente: Xataka Móvil