China planea lanzar su propia luna artificial en el 2020

Publicado el 27 octubre, 2018
Publicidad:

China planea lanzar su propia “luna artificial” en el 2020, con el fin de reemplazar la iluminación urbana y reducir los costos de electricidad en las ciudades. Chengdu, una ciudad de la provincia de Sichuan (sudoeste), desarrolla unos “satélites brillantes” que iluminarán junto a la luna real, pero serán ocho veces más luminosos. Sin embargo, algunos expertos aseguran que podría generar consecuencias muy peligrosas.

China planea lanzar su propia luna artificial en el 2020

También te puede interesar: Nevada en Pico Bolívar de Mérida deleitó a visitantes

El satélite, en el que han trabajado durante los últimos años, estará cubierto por un revestimiento reflectante, capaz de devolver la luz del Sol, con ayuda de una especie de extensiones parecidas a los paneles solares. De este modo, se conseguirá un brillo ocho veces mayor que el de la Luna real, con el que pretenden ahorrar en electricidad, al prescindir de farolas y otras luminarias.

El satélite artificial, iluminará la ciudad en un diámetro de 10 a 80 kilómetros, haría innecesario el uso del alumbrado nocturno, según afirma Wu Chunfeng, jefe de la subdivisión de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (CASC) en Chengdu.

Chunfeng, ha explicado que la iluminación será similar a la de un atardecer. Por ejemplo, las plantas tendrían luz suficiente para realizar la fotosíntesis por la noche, con lo que cambiarían sus ciclos de crecimiento. Además, podrían florecer antes.

Como consecuencia, las especies menos adaptadas al frío, se helarían en periodos de bajas temperaturas. En cuanto a las personas, tendrán que cerrar las persianas para dormir. E incluso, vivir con esa luz constante podría provocar problemas de sueño.

Existen otros intentos de iluminar nuestro planeta desde el espacio. En 1993, en plena desintegración de la Unión Soviética, los científicos rusos incorporaron un espejo en la Estación Espacial Mir que reflejase los rayos del Sol en la Tierra. El experimento Znamya, tuvo un éxito moderado, y en 1999 se intentó repetir de forma más sofisticada. Sin embargo, el cohete que transportaba a Znamya 2.5 implosionó durante el despegue.

También te puede interesar: En China cerraron puente de cristal por presentar panel resquebrajado