Saltar al contenido

Plan 50 y Ley de Precios profundizaron la desaparición de productos del mercado

Obtener productos básicos en Venezuela es una tarea que, con el paso de los años, se ha convertido en una actividad “estresante”, los 50 productos “especificados” en el marco del Plan 50 y de la Ley de Precios acordados desaparecieron del mercado, en los que que 8 de los 25 rubros alimenticios con precios acordados, no se encuentran con facilidad.

Plan 50 y Ley de Precios profundizaron la desaparición de productos del mercado

También te puede interesar: Colfecar expresa molestia ante aumento de precios de combustible

Camila Hernández vive su día a día de los recuerdos. Camina por los pasillos del supermercado observando los anaqueles, algunos vacíos y otros llenos con un solo producto para disimular la falta de mercancía.

“Yo me acuerdo cuando venía a comprar y podía escoger entre distintas marcas en un solo lugar”, expresó Hernández.

Obtener productos en Venezuela es una tarea que, con el paso de los años, se ha convertido en una actividad “estresante”, debido a que los ciudadanos tienen que visitar diferentes establecimientos con la intención de encontrar algo. Aunado a esto, el precio de los artículos presenta un cambio rutinario. Existe la posibilidad de que al día siguiente su valor haya cambiado.

A pesar de que Tareck El Aissami, vicepresidente económico, en el intento de solventar la situación, anunció el 23 de junio la reactivación del “Plan 50” para fijar los precios en conjunto con algunas empresas, la escasez sigue ganando terreno.

Luego de visitar 12 establecimientos que incluyen cadenas de supermercados y mercados populares, El Nacional Web pudo constatar que 8 de los 25 rubros alimenticios con precios acordados no se encuentran con facilidad.

Durante el recorrido, se observó que la salsa de tomate fue el único producto que se encontraba en al menos cinco establecimientos.

Aunque se encontraron otros rubros como lentejas, caraotas, aceite, café y pasta, estos estaban en presentaciones diferentes de lo establecido en la Gaceta N° 6.401, por lo que los precios eran variados. Todos se conseguían en distintos establecimientos.

No solo escasean productos

El cartel que indica “No hay punto de venta” se repite en las distintas casillas del mercado popular, lo que llevó a los comerciantes a compartir el punto de venta, con la posibilidad de que la conexión también falle y el proceso se retrase.

Los ciudadanos deben escoger entre dos modalidades de pago: con punto de venta, que tiene un costo mayor además de argas filas o cancelar con efectivo, confrontando las dificultades para obtener los billetes. Situación que se observó de manera reiteraba con el cartón de huevo, cuyo precio oscila entre BsS 60 y BsS 80 en efectivo, mientras que su precio acordado es de BsS 120.

Sumado a esto, se mantiene en los supermercados la organización de la venta de productos regulados con el terminal del número de cédula.

De los 25 rubros cuyo precio fue acordado, solo seis se encuentran en la presentación establecida, de los cuales la harina precocida de maíz, harina de trigo y arroz se venden bajo el terminal del documento de identidad.

Fuente: El Nacional