Saltar al contenido

Nuevos geoglifos indican que en la Amazonía existió una población milenaria numerosa

Nuevos geoglifos (figuras de gran tamaño hechos en el suelo), descubiertos en el Estado brasileño de Acre, refuerzan la idea de que había una numerosa población milenaria y jerarquizada en la Amazonia, 2.500 años antes de la llegada de los europeos, señaló Ivandra Rampanelli, arqueóloga con maestría y doctorado en prehistoria y responsable del más reciente descubrimiento de geoglifos, dados que estos, pueden reescribir la historia de esa región.

Nuevos geoglifos indican que en la Amazonía existió una población milenaria numerosa

También te puede interesar: Conozca el pueblo fantasma de Inglaterra que atrae turistas

“La Amazonía era estudiada como un pasado inhóspito, una región con poca población, y estas estructuras arqueológicas que estamos viendo aquí demuestran lo contrario…podría haber existido una población densa, grande, organizada y jerarquizada y eso está reescribiendo la historia de la Amazonía como un todo, está cambiando lo que antes era visto como un territorio vacío”, señaló la arqueóloga.

Los geoglifos, son figuras construidas en laderas de cerros o en planicies, usando la técnica de adición de tierra o piedras, con tonalidades oscuras de origen volcánico a manera de mosaico.

Los investigadores han descubierto en los últimos años un total de 523 geoglifos en el estado de Acre, fronterizo con Bolivia y Perú, país donde se encuentran las famosas líneas de Nasca.

Los primeros descubrimientos, detalló Rampanelli, datan de 1977, cuando investigadores locales encontraron ocho áreas arqueológica. A pesar del trabajo continuo posterior, fue sólo a partir de 2005 cuando las excavaciones con herramientas satelitales permitieron un “estudio sistemático” de esos lugares.

Los dos nuevos geoglifos, que aparecieron por la deforestación en la región, están en la zona selvática de la reserva Chico Mendes, en Acre, y uno de ellos, en forma de círculo, tiene noventa metros de diámetro, con hasta cuatro de profundidad.

La Amazonía de Brasil y Bolivia tiene más de 800 geoglifos, 523 de los cuales están en Acre, uno de los estados más pobres del país. Recientemente también una expedición arqueológica británica descubrió 81 aldeas de este tipo en el estado brasileño de Mato Grosso (occidente), con vestigios de cerámicas y herramientas de pueblos antiguos.

También te puede interesar: Tribunal Supremo de Brasil rechazó orden de juez de suspender entrada de venezolanos