Saltar al contenido

Maduro admite el fracaso de su modelo económico

Durante una convención del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el ejecutivo nacional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, admitió el fracaso de su gobierno. Dijo: “Los modelos productivos que hasta ahora hemos ensayado han fracasado y la responsabilidad es nuestra”. Hecho que ha traído muchas controversias y debates.

Maduro confiesa su fracaso

También te puede interesar: Deliciosa salsa de canela y vainilla para frutas

Se supone que si admites que el modelo económico que te plateabas por muchos años, no ha tenido éxito, sino que has observado es declive, pues se requiere de un cambio inmediato y total en todos los aspectos y hasta la fecha no se ha visto cambio alguno.

Por lo tanto, luego de tal confesión muchos esperaban la renuncia del mandatario, pero no fue así, ya que mencionó que en dos años la crisis habría terminado y Venezuela sería otra vez una nación próspera. Sin duda alguna, se requiere de economistas expertos que asesoren los próximos mandatarios de Venezuela, para salir de esta fuerte crisis. Porque en los siguientes intentos de Maduro, pueden traer peores consecuencias para la población.

Lo más indicado seria elecciones democráticas que permitan un cambio radical de gobierno, para lograr salvar lo que está quedando, pues difícilmente puedan reconstruir a Venezuela quienes han sido los protagonistas de su destrucción, porque sencillamente el poder, el ego y el orgullo no les permite ver con claridad la solución y que además no son sólo ellos los afectados, sino una nación, un pueblo entero.

El control de precios y las estatizaciones casi siempre conducen a la ruina. Eso se sabe desde tiempos inmemoriales. No es suficiente para el pueblo venezolano la confesión de Maduro, sino que ocurra un cambio, porque es como decir este no es el camino, pero seguiremos insistiendo y ya el pueblo no puede más y los hecho lo dicen por si sólo.

Son miles los venezolanos que salen del país legal o ilegalmente, ancianos, adultos y niños que fallecen por no tener medicinas o peor aún por no tener comida, el indice de desnutrición cada vez aumenta más, el venezolano ha perdido su poder adquisitivo y sin esperanza alguna, porque la advertencia del Fondo Monetario Internacional sobre el monstruoso nivel de la inflación de Venezuela: nada menos que un millón por ciento.

Aunado a esto los profesionales huyen del país, médicos, profesores, enfermeros, ingenieros entre otros y aún más triste los jóvenes admiten que no tienen futuro en Venezuela y han decido irse, un ejemplo muy claro para el mandatario, debería considerarlo.

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda 2 de agosto del 2018