Venezuela y Guyana tendrán que presentar alegaciones escritas en la CIJ

Publicado el 2 julio, 2018
Publicidad:

La Corte Internacional de Justicia solicitó a Venezuela y Guyana alegaciones escritas para justificar sus posiciones sobre la disputa que tienen por el Esequibo. Venezuela podrá enviar su respuesta hasta el 18 de abril de 2019 en forma de contramemoria y Guyana tiene como fecha límite el 19 de noviembre para presentar su memoria, esta disputa fronteriza por la región del Esequibo recae bajo la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), quienes informaron mediante un comunicado.

Corte Internacional de Justicia

También te puede interesar: Los CLAP serán los nuevos distribuidores del gas doméstico

La decisión del tribunal se ha tomado después de que delegaciones de ambos países tuvieran un encuentro el pasado 18 de junio con el presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf en La Haya.

En esa reunión, Venezuela defendió que la CIJ carece de jurisdicción y mediante una carta firmada por el presidente, Nicolás Maduro, dejó constancia de que su país “no participaría en los procedimientos”.

Guyana, por su parte, alegó que la institución debe tomar el caso después de que el secretario general de la ONU, António Guterres, recomendara a principios de año que La Haya resolviera la histórica disputa.

Georgetown le comunicó al tribunal que deseaba tener diez meses para entregar su memoria, pero la CIJ le ha dado solo cinco, los mismos que tendrá Caracas para responder.

El órgano judicial deberá decidir sobre si tiene jurisdicción para resolver la controversia incluso si Venezuela no presentara su contramemoria, precisaron fuentes del tribunal.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde 1966, cuando se produjo la firma del Acuerdo de Ginebra.

Ambos países acordaron, a través de ese documento, buscar soluciones al contencioso después de que Venezuela denunciara en 1962 un laudo arbitral emitido en 1899 por un tribunal en París que fijaba los límites comunes y que para Guyana está aún vigente.

La región en disputa, bajo soberanía de Georgetown actualmente, abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

La polémica se ha agudizado en los últimos años después de que la compañía estadounidense Exxon Mobil ha descubierto varios yacimientos de petróleo en las aguas de la zona en litigio.

Fuente: El Nacional