Conoce las faltas de ortográficas más comunes en el castellano

Publicado el 29 julio, 2018
Publicidad:

En ocasiones los errores ortográficos se pueden cometer, por ejemplo cuando redactamos un documento o folleto. En la actualidad, con el uso diario de las redes sociales, cada vez son más evidentes. Ya sea por un bajo nivel cultural, por falta de lectura o, simplemente, por escribir demasiado rápido, también cuando pertenecen a salas de chat, pues esta es la principal causa y más si es frecuente, te vas acondicionando y olvidando las correcta escritura.

Faltas Ortográficas en el Castellano

También te puede interesar: Sundde sancionó cadenas de supermercados y 226 empresas son investigadas

si eres de esas personas que desea evitar esos errores ortográficos lo primero que debes hacer es identificarlos. Por tal razón te presentaremos una lista que refleja el uso correcto e incorrecto de algunas palabras.

“Haber” y “a ver”

Como su pronunciación es igual, suelen generar muchas dudas y problemas a la hora de escribirlas. Por eso, para no cometer errores, es muy importante distinguirlas bien.

La secuencia a ver, según la RAE, Real Academia Española, se utiliza para solicitar al interlocutor en tono interrogativo que nos deje ver o comprobar algo, para llamar su atención antes de interrogarle, con expectación ante algo o en sustitución de “claro” o “naturalmente”. Asimismo, delante de una oración introducida por la conjunción si puede expresar expectación, curiosidad o interés, a veces en forma de reto; bien temor o sospecha; bien deseo o mandato.

Aquí te dejamos algunos ejemplos variados:

Mira lo que me he comprado. ¿A ver?

Vete a ver si ha llegado el paquete con los libros de lengua castellana y escritura.

¡A ver si vienes pronto a verme!

¿Pero entonces no sales? ¡A ver! Si salgo no me da tiempo a estudiar las reglas de acentuación.

Haber, por su parte, puede ser un verbo o un sustantivo. Haber como verbo se utiliza como auxiliar, seguido de un participio, para formar infinitivos compuestos de la conjugación o como infinitivo del verbo impersonal que denota la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo acompaña; como sustantivo es masculino y significa ‘conjunto de bienes o caudales de una persona’. Ejemplos:

Tiene que haber pasado algo.

Parece haber algo que le perturba.

Su haber era abundante.

“Halla”, “haya” y “aya”

De nuevo se producen muchas faltas de ortografía con estás palabras porque la mayoría de hispanohablantes las pronuncian igual. Por eso es muy importante diferenciarlas para poder escribirlas correctamente. Esto es lo que dice la RAE:

Haya puede ser un verbo o un sustantivo. Como verbo es la forma de primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo haber y como sustantivo es femenino y designa a un tipo de árbol.

Ojalá mi hermano haya aprobado el examen de lengua española.

No creo que se haya enfadado.

Es necesario podar el haya del jardín cada año.

Halla es la forma de la tercera persona del singular del presente de indicativo, o la segunda persona (tú) del singular del imperativo, del verbo hallar(se), que significa ‘encontrar(se) y, de hecho, puede sustituirse por encuentra.

Él siempre halla el camino de vuelta.

Su empresa se halla en Estados Unidos.

Aya es un sustantivo femenino que signifca ‘mujer encargada en una casa del cuidado y educación de los niños o jóvenes’.

La aya que le cuidó durante la infancia le enseñó a hablar español correctamente.

Los niños están haciendo los deberes de gramática con la aya.

“Hay”, “ahí” y “ay”

La Fundéu, Fundación del Español Urgente asesorada por la RAE, explica de una forma muy sencilla cómo diferenciar y usar estas palabras. Hay es una forma del verbo haber, ahí es un adverbio de lugar y ay es una interjección que indica dolor, sorpresa, temor o suspiro.

En mi colegio hay una biblioteca enorme con salas de lectura.

He dejado el bolso ahí, en la entrada.

¡Ay cómo te he echado de menos!

“Hecho” y “echo”

La confusión de hecho y echo es uno de los errores más comunes en el castellano. Aunque se pronuncian igual, estos dos verbos tienen un significado completamente diferente. Por eso, es muy importante saber en qué momento utilizar cada uno y no cometer faltas de ortografía. Como dice la RAE, hecho es el participio del verbo hacer y echo es el presente de indicativo de echar.

Todos los sábados me echo la siesta.

¿Has echado ya la salsa?

He hecho tortillas para comer el sábado.

Mi padre dejó hecha la cena.

Cabe destacar, además, que echar forma parte de la conjunción echar de menos que significa añorar. Es muy frecuente ver escrito te hecho de menos, pero es un error ortográfico. Lo correcto es: te echo de menos.

Un truco que puede ayudar a diferenciar echo de hecho, especialmente a los más pequeños, es esta frase: En el verbo echar lo primero que se echa es la h.

“Vaya”, “valla” y “baya”

De nuevo se produce porque la pronunciación de estas tres palabras es muy similar, sin embargo su significado es totalmente diferente. Vaya es una forma del verbo ir o una interjección que se utiliza en oraciones exclamativas, valla es una línea formada por estacas hincadas en el suelo para cerrar un sitio y baya es un tipo de fruto. Te dejamos algunos ejemplos en los que su uso es correcto:

Me da igual quién vaya a la fiesta, no me apetece ir.

¡Vaya cara tienes!

El ladrón saltó la valla y se coló en la casa.

En el bosque hay muchas bayas.

“Porqué”, “porque”, “por que” y “por qué”

Es muy frecuente la confusión de estas expresiones en castellano. Según Fundéu, porqué es un sustantivo de causa, motivo o razón. Por qué es la combinación de la preposición por y el interrogativo qué, para reconocerlo se le puede añadir la palabra razón. La palabra porque equivale a ya que, puesto que, dado que. También tiene valor de finalidad equivalente a para que. Y por que es la la combinación de por y el pronombre relativo que y se reconoce porque siempre se puede intercalar un artículo entre ellos, asimismo puede tratarse de la preposición por exigida por verbo, sustantivo o adjetivo, y la conjunción que.

Desconozco el porqué de su llamada.

Le preguntaron por qué (razon) vino sin avisar.

No puedo ir porque mi madre me ha pedido que me quede en casa.

Hizo lo que pudo porque (para que) él se quedara.

Ese es el motivo por (el) que prefirió quedarse en casa.

Los empleados votaron por que no se convoque la huelga.

“Yendo” y “llendo”

En este caso estamos ante una falta de ortografía que no se produce porque ambas palabras se pronuncien igual, sino porque su mal uso ha llevado a la aceptación de una palabra que en realidad no existe en el castellano como lo es llendo. El gerundio del verbo ir es yendo, así que siempre se debe escribir así.

Estás yendo por mal camino.

Me está yendo muy bien.

Ahora que ya sabes cuáles son los errores ortográficos más comunes en español, no tienes excusa para escribirlos bien. La clave, como ya señalamos al inicio, es leer y consultar todas las dudas que tengas en el diccionario de la lengua castellana. De este modo podrás resolver todas tus dudas y mejorar tu escritura y tu uso del lenguaje en general.

Fuente: Noticias 24