Así se prepara el delicioso Cheesecake japonés con sólo 3 ingredientes

Publicado el 12 julio, 2018
Publicidad:

Hoy te dejamos un delicioso postre japonés, que puedes preparar con solo tres ingredientes, es demasiado delicioso, luego de prepararlo observarás que su textura es tierna y esponjosa, regalarás a tu paladar un buen dulce que seguro te enamorará y querrás compartir con amigos y familiares. Es ideal para las personas con intolerancia al gluten. Toma nota paso a paso lo que debes hacer.

Cheesecake japonés

También te puede interesar: Exodus, el primer smartphone de HTC con tecnología Blockchain

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 200 g de queso crema
  • 6 huevos

Modo de Preparación:

  • Vamos a comenzar por separar las claras de las yemas en diferentes tazones. Guarda las claras en el refrigerador. En un recipiente hondo bate ligeramente el queso crema para que adquiera una textura cremosa. Mientras tanto, derrite el chocolate blanco a baño María o en el microondas, haciendo una pausa cada 2 minutos para batirlo y verificar que no se queme. Agrega el chocolate al queso crema e incorpora muy bien. A continuación añade las yemas de huevo. Saca las claras del refrigerador y móntalas a punto de nieve con una batidora eléctrica, hasta que queden muy firmes. Incorpóralas a la mezcla con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para que no pierdan su consistencia.
  • Precalienta el horno a 170° C. Cuando tu mezcla esté lista, engrasa un molde para horno. Toma un rollo de papel encerado de cocina y recorta una tira de aproximadamente 20 cm de ancho, y de largo lo que sea necesario para cubrir el molde. Coloca la tira en el interior del molde para crear una barrera y así la tarta pueda esponjar sin desbordarse. Vierte la mezcla, coloca el molde en una fuente un poco honda, cubre la fuente con agua para cocinar a baño María y coloca en el horno.
  • Hornea de la siguiente manera: 15 minutos a 170° C, 15 minutos a 160° C y 15 minutos con el horno apagado. Retira del horno, deja enfriar en una rejilla para tartas, decora con azúcar glas o frutas frescas y sirve acompañado de un té de jazmín o un café bien calientito. ¡Verás que es una verdadera delicia!

Fuente: Noticias 24