Saltar al contenido

CICPC alerta a la población sobre juego de la muerte

Douglas Rico, director del Cicpc, se dirigió a la población con la finalidad de hacer un llamado a padres, representantes, profesores, maestros y directores de planteles, con el fin de prevenir que los estudiantes lleven a cabo el denominado juego del choque, también conocido con el juego de la asfixia o juego de la muerte, que lamentablemente está de moda en Venezuela y que por investigaciones realizadas ha traído graves y fatales consecuencias en otros países con el fallecimiento de jóvenes.

CICPC alerta sobre juego de la muerte

También te puede interesar: Otra estrella caída: muere actor de Modern Family

Aunque en el país no hay denuncias al respecto, Rico dijo que la División de Delitos Informáticos del Cicpc que comenzó una investigación en vista de que hay videos en las redes sociales en los que se practica el macabro juego.

El médico cirujano Néstor Bracho Pernía, quien acompañó a los jefes policiales en la conferencia de prensa de ayer, hizo una exposición en torno a este juego que puede dejar graves secuelas o hasta ocasionar la muerte de quienes lo practiquen.

Bracho Pernía explicó que lo que se busca es la pérdida de la conciencia mediante la privación del flujo sanguíneo cerebral, privación que se obtendrá al presionar el cuello.

“La persona se convierte en un ser inerte y cae al suelo sin ningún tipo de control. La capacidad mental no se recupera al perderse células cerebrales por falta de oxígeno”, indicó.

<

Agregó que cuando la persona sea mayor se verán las consecuencias de ese juego en el que se privó del flujo sanguíneo cerebral mediante la presión que se hizo.

Además, de ese juego se pueden derivar lesiones en la cervical. Esa práctica puede dejar daños permanentes como sufrir hemiplejia y otras enfermedades.

En un análisis de la práctica señala que erróneamente es visto como un juego entre adolescentes, con consentimiento mutuo, que puede ocasionar muertes accidentales o lesiones físicas y psicológicas. El estudio demuestra que la práctica del juego de la muerte ha aumentado en las últimas décadas y ha sido responsable de numerosas fallecimientos y daños neurológicos graves en jóvenes.

Fuente: El Nacional