Saltar al contenido

Alcaldía de Boa Vista censó a 25.000 venezolanos que residen en Brasil

Al menos 25.000 venezolanos que llegaron a Brasil, tras huir de la crisis del país, viven actualmente en Boa Vista, capital de Roraima, estado brasileño en la frontera con Venezuela y principal vía de acceso de los inmigrantes que llegan a la nación vecina, informaron este martes 19 de junio. De acuerdo con la alcaldía de Boa Vista, que realizó un censo en la ciudad entre el 28 de mayo y el 9 de junio, ese número de refugiados venezolanos representa el 7,5 % del total de los habitantes de la ciudad y el 98 % de los habitantes extranjeros.

Alcaldía de Boa Vista censó a 25.000 venezolanos que residen en Brasil

También te puede interesar: Venezuela en el cuarto país con más peticiones de asilo en el exterior

Al menos 25.000 venezolanos que han entrado a Brasil huyendo de la crisis en su país viven en Boa Vista, capital de Roraima, estado en la frontera entre ambas naciones y principal vía de acceso de los inmigrantes, informó la alcaldía de esa localidad, que realizó un censo entre el 28 de mayo y el 9 de junio.

Ese número de venezolanos representa 7,5% de los aproximadamente 330.000 habitantes y 98% de los extranjeros que residen allí.

El estudio señaló que la mayoría de los venezolanos en la capital de Roraima (74%) tiene entre 15 y 60 años de edad, 65% es soltero y de ellos 60% son mujeres y 22 % niños de hasta 11 años de edad. 82% de los jefes de familia pretende traer a sus familiares en Venezuela, aunque 65% se encuentra desempleado en Boa Vista, según el mapeo de la alcaldía.

Las autoridades fronterizas afirman que el promedio de entrada de venezolanos a Roraima en los últimos 5 meses fue de 416 personas por día.

<

La alcaldesa de Boa Vista, Teresa Surita, advirtió que no hay recursos suficientes en la administración municipal para atender a un número tan alto de inmigrantes, sobre todo en lo relacionado con salud y educación, por lo que se espera que el gobierno de Michel Temer agilice el proceso de traslado de los venezolanos a otras ciudades del país.

En febrero pasado la alcaldía indicó que al menos 40.000 inmigrantes venezolanos vivían en Boa Vista, lo cual representaba 10% de la población. Sin embargo, según el reciente estudio del ayuntamiento, las cifras señalan que el número real de refugiados del país vecino que reside en esa ciudad es de 25.000 personas.

En el proceso de interiorización promovido por el gobierno 268 refugiados venezolanos fueron trasladados con su consentimiento a Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, otros 164 se han asentado en la ciudad amazónica de Manaos y 66 más se han radicado en Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso.

Plan regional. La Organización Internacional para las Migraciones informó que habilitó una línea telefónica de atención especializada para los miles de inmigrantes venezolanos que se encuentran en Costa Rica.

“La línea gratuita 800-Venezuela da asistencia directa a aquellos inmigrantes venezolanos altamente vulnerables”, informó en un comunicado el coordinador de proyectos de la OIM en Costa Rica, Francisco Furlani.

Agregó que en colaboración con agencias gubernamentales de Costa Rica se vincula a los migrantes venezolanos con instituciones públicas para facilitar su acceso a atención médica y otros servicios básicos.

La línea telefónica gratuita es una de las primeras acciones en Costa Rica de un Plan de Acción Regional de la OIM para fortalecer la atención en las Américas y el Caribe a flujos en gran escala de venezolanos.

Datos oficiales señalan que hay 8.892 venezolanos viviendo en Costa Rica de manera regular.

México continuará su lucha

El ministro de Asuntos Exteriores, Luis Videgaray, reiteró en el Vaticano que México continuará su lucha por la democracia en Venezuela. “Seguiremos por la vía diplomática haciendo nuestros mejores esfuerzos para contribuir a que sean los propios venezolanos y por la vía pacífica, que encuentren una salida a esto que es una ruptura clara y franca del orden democrático”, aseguró.

Explicó que su país ha aplicado medidas muy claras contra el gobierno de Nicolás Maduro, conforme a lo acordado por el Grupo de Lima: disminución de las relaciones diplomáticas y un alerta a las instituciones del sistema financiero mexicano para que no realice operaciones con instituciones públicas venezolanas sin la debida aprobación de la Asamblea Nacional.

Gobierno rechazó informe

El gobierno venezolano rechazó el informe sobre derechos humanos que próximamente publicará la ONU, al acusar a esa entidad de basarse en información que no puede ser verificada.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos “produce unilateralmente y sin mandato alguno informes ilegales contra mi país y otros Estados soberanos”, opinó ante el Consejo de Derechos Humanos el embajador de Venezuela ante la ONU en Ginebra, Jorge Valero.

Fuente: El Nacional