EEUU acusa al gobierno madurista por asesinatos y torturas

Publicado el 20 abril, 2018
Publicidad:

El gobierno Venezolano fue acusado por Estados Unidos de llevar a cabo una campaña de asesinatos y torturas. De acuerdo con el informe anual de derechos humanos que elabora el departamento de estado. Durante el año pasado fueron muchos los asesinatos a venezolanos que salieron a protestar pacíficamente por la libertad de su nación, y fueron atacados por un grupo de paramilitares llamado “Los colectivos”, patrocinados por el gobierno de Nicolás Maduro, con el objetivo de consolidar el poder del gobierno y callar las voces contrarias al ejecutivo nacional.

EEUU acusa al gobierno Venezolano

También te puede interesar: Denuncian a Capriles ante MP por supuestos hechos de corrupción

El documento también hace referencia a las severas condiciones que existen en las prisiones venezolanas, que tienen en riesgo la vida de los reos, así como el aumento de las “detenciones arbitrarias” y de la existencia de presos políticos en lo que supone una injerencia “ilegal” del Ejecutivo en la esfera privada de los ciudadanos. Estados Unidos denunció, además, la falta de independencia que sufre el Poder Judicial en el país.

Venezuela es formalmente una república multipartidista y constitucional, pero durante más de una década el poder político ha estado concentrado en un único partido con un Ejecutivo cada vez más autoritario que ejerce un control significativo sobre el Judicial, el Legislativo y los ciudadanos“, sostiene el documento.

El texto también indica que, con motivo de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo 20 de mayo, el gobierno de Maduro llevó a cabo múltiples abusos con el propósito de garantizar su victoria.

“El gobierno arrestó a miles de individuos, juzgó a cientos en cortes civiles y militares, y sentenció aproximadamente a 12 alcaldes de la oposición a penas de prisión de 15 meses por su supuesta incapacidad a la hora de controlar las protestas que tuvieron lugar en sus jurisdicciones“, explica el informe.

Las injerencias del Ejecutivo no se limitan a las ramas del Estado, sino que también afectaron a la sociedad civil y a los medios de comunicación, al proceder a bloquear la emisión de señales de forma “rutinaria” y al ordenar el cierre emisoras de radio y televisión, así como de otros soportes informativos.

Fuente: El Nacional