Saltar al contenido

El oficio que toma auge por la crisis “Mineros del Guaire”

El destino principal de las cloacas de Caracas, es el río Guaire, que también recibe diariamente, a decenas de jóvenes y niños que buscan joyas perdidas que vender y que se agolpan desde temprano, en distintos puntos del sucio río que atraviesa la capital venezolana, sumergidos hasta los muslos, sin protección, introducen las manos en el agua y escudriñan hasta el atardecer entre los desperdicios que arrastra el cauce.

También te puede interesar: Posibles levantamientos militares y más sanciones podría seguir enfrentando Gobierno de Maduro

Se autodenominan “mineros”, muchos llevan colgado al cuello un frasquito de plástico, donde guardan las piezas que consiguen, donde la posibilidad de infecciones siempre amenaza.

Con un salario que desaparece rápidamente, por una hiperinflación que el Fondo Monetario Internacional proyecta en 13.000%, para este año. A medida que se deterioran las condiciones socioeconómicas, los “mineros” proliferan en el Guaire y otras corrientes de aguas servidas de Caracas.

Según el Centro De Documentación y Análisis Para Los Trabajadores (Cendas – FVM), que monitorea el costo de vida, hacen falta 20 ingresos mínimos para cubrir la canasta básica, difícil de completar, además, por la grave escasez de alimentos básicos y medicinas.

En Caracas hablar del río Guaire es hablar de suciedad, aguas negras, basura y miles de enfermedades, pero la crisis ha golpeado tan fuerte el bolsillo de los venezolanos, que muchos han optado por resolver sus vidas buscando prendas de oro y plata en estas aguas negras.

<

Rodeados por los restos de basura que el agua va arrastrando, aseveran que cualquiera que esté dispuesto a trabajar es bienvenido. Con la piel sucia, reseca y con heridas, sin camisa, algunos descalzos y solo con un short, los “mineros” saben el peligro de infecciones que corren; sin embargo, las medidas de higiene que utilizan son mínimas.

Ninguno se ha enfermado y muchos afirman que sus defensas naturales y la necesidad que pasan son tan fuertes que no requieren ningún tipo de medicamento.

Las autoridades no los detienen. Al contrario, los “mineros” denuncian que los roban.

También te puede interesar: Exministro Miguel Rodríguez fue detenido por el Sebin