Saltar al contenido

Inflación de 2018 podría cerrar en 30.000% según expertos

Este lunes 29 de enero, el Banco Central de Venezuela dio a conocer el Convenio Cambiario N° 39, que entre otras cosas, deroga el anterior Convenio N° 35, que establecía la tasa preferencial de Bs. 10 por dólar, tasa que fue casi exclusivamente utilizada por el gobierno para realizar sus importaciones.

Inflación de 2018 podría cerrar en 30.000% según expertos

También te puede interesar: Nuevo Dicom sin la canasta de monedas

Venezuela podría terminar el año 2018 con una inflación de al menos 30.000% y una agudización de los problemas centrales que afectan al país debido a la falta de respuesta del Gobierno, advirtieron este miércoles los economistas Asdrúbal Oliveros (director de Ecoanalítica) y Luis Vicente León (presidente de Datanálisis).

“La tasa solo en diciembre fue de 85%, de acuerdo a nuestras estimaciones. Al final de este año la inflación podría rondar alrededor del 30.000%, eso si la tasa mensual se queda fija. La realidad es que podría ser de 30.000, 100.000 o 500.000%, ese el problema de la hiperinflación, que no la puedes controlar”, explicó Oliveros durante una entrevista en el Circuito Éxitos.

El también director de Ecoanalítica destacó que Venezuela es el primer país petrolero en la historia que entra en un período hiperinflacionario. Recalcó que las consecuencias para la población serán devastadoras, porque día a día tendrán menos capacidad de compra.

Por su parte, el presidente de Datanálisis indicó que los pronósticos para los siguientes meses del año no son muy alentadores. Apuntó que los problemas centrales de la economía venezolana se agudizarán, ante la falta de respuesta del Estado venezolano.

“Es cierto que si chequeamos la historia, enero y febrero son meses que tienden a ser peores al resto de al año. Uno pudiera tener la esperanza que todavía podríamos tener una mejora, pero cuando miras el desarrollo de la economía venezolana no puedes ser tan optimista”, agregó.

Ambos coincidieron que el incremento del número de venezolanos, dependientes a los subsidios del Gobierno nacional es sostenido, pero insuficientes ante el alza de los precios y la escasez de productos básicos. Indicaron que solo aquellas personas con capacidad de ahorro en dólares pueden “protegerse”.

“Todo ese tema de los bonos y subsidios son la gasolina de la hiperinflación. En cada cadena el Gobierno anuncia más bonos, más bolívares que salen a la calle a buscar bienes escasos y eso aumenta la presión sobre los precios”, puntualizó Oliveros.

Por último, opinaron que no necesariamente la solución de la crisis sea la salida del Gobierno, pero enfatizaron que la hiperinflación si marca un cambio, bien sea de las políticas económicas o de la dirigencia que conduce a un país.

Fuente: Caraota Digital