Comerse un dulce en Venezuela es un lujo

Publicado el 14 enero, 2018
Publicidad:

Un café con un dulcito era la merienda tradicional de los venezolanos que por las tardes salían a conversar mientras se deleitaban con alguna torta o dulce frio, ahora el panorama a cambiado, ya que la situación económica que vive el país, algunos productos escasos o con sobreprecios hace que el costo de un dulce sea casi un sueldo mínimo, lo que los hace inaccesible para la gran mayoría de los venezolanos que el sueldo les alcanza solo para medio comer.

Dulces

También te puede interesar: Inflación cerró el 2017 en 2616% según la AN

Cada día que pasa, los venezolanos se sienten más pobres mientras el gobierno luce inerte frente a la especulación que se come el salario e incrementa el hambre de las familias. Usuarios de las redes sociales siguen publicando imágenes que evidencian el alza desmesurada de los precios en un mercado que cambia de un día para otro.

El salario mínimo acaba de ser incrementado por el Presidente en un 40%, a partir del 1er de enero, para quedar en Bs. 248.510,41 y el cesta ticket pasó de Bs. 279.000 a Bs. 549.000. Dinero que se disuelve como sal en agua cuando sales a la calle.

Merendar se ha convertido en un lujo en Venezuela. Miren el precio de cuatro dulcitos, este 9 de enero, casi un mes completo del bono alimentación de un trabajador.

Fuente: 800Noticias