Saltar al contenido

Las Verdades de Miguel 649 – 03 de Noviembre de 2017

Miguel Salazar ha tenido un cambio radical durante los últimos meses con Las Verdades de Miguel, en esta oportunidad, el reconocido escritor expresa sobre el debate. Para los momios cuestionar ciertas actuaciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) es debilitarla, particularmente no comparto esa idea. Sin embargo, se debe hacer presión para que solucionen todos los problemas que afronta el país actualmente.

Las verdades de Miguel

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda

Mi comentario de la semana

A propósito del debate. Para los momios cuestionar ciertas actuaciones de la ANC es debilitarla, particularmente no comparto esa idea. Por la incomprensión que se ha ganado tras sus actuaciones, la Constituyente me lleva a recordar La traviata de Giuseppe Verdi, 1853; porque como en la célebre opera la opinión pública puedo no terminar aplaudiendo sus decisiones sino burlándose de ellas. La ANC no pareciera una institución fresca como tampoco lo fue Fanny Salvini-Donatelli, la soprano del estreno de la composición de Verdi, considerada muy vieja (a pesar de contar con 38 años), por no guardar ningún parecido con la cortesana parisiense Alphonsine Plessis alias Violeta Valery (la protagonista de La dama de las carmelias de Alexandre Dumas en 1852 personificada en la trama musical). La apertura de La traviata no contó con una ambientación contemporánea como lo quería Verdi porque se lo impidieron las autoridades del teatro La Fenice de Venecia. Permítanme la analogía: igual ocurre con la ANC, en este caso porque, quitándole realismo el Ejecutivo interfiere de más en el devenir de esa instancia representante del poder originario. A pesar de todo, como en La traviata, en el primer acto, la ANC arrancó aplausos para luego en los siguientes venirse a menos ¿Por qué? Sencillamente porque la Constituyente comienza a verse como una extremidad del Poder Ejecutivo. La juramentación del Presidente subordinándose a la ANC está llena de suspicacias. Ahora bien, si por decir esta verdad del tamaño del cielo voy a ser tildado de agente de la reacción, que más da. Hay constituyentes que no gozan de credibilidad y son esos, precisamente, a quienes les provoca molestias cualquier critica que se le haga a este cuerpo. La ANC comenzó mal cuando no hubo interés alguno en explicarle al soberano la necesidad de verla emerger, desmontando los argumentos de sus contrarios. Se inició con mal pie cuando 90% de sus miembros no saben a la fecha cuántos votos obtuvieron para llegar a ese escenario. La ANC no cumplirá su papel mientras su componente tenga reservado el rol de las focas. No me vengan con el exabrupto de que criticarla es formar parte de la una campaña de descrédito. Ojalá contáramos con un pueblo políticamente capacitado para rebatir lo que so ve bien en los poderes públicos. Si eso ocurre, entonces si habrá Revolución. Uno de los planteamientos que sostienen en el cenáculo de la ANC, es que esta fue convocada para lograr la paz, como si el problema económico no fuera uno de los principales motivos de desestabilización que azota al país. Para esto último quiero tomar como modelo el escenario de la difícil situación económica vivido por Francia cuando inició, en 1789, su Asamblea Nacional Constituyente, entonces aquella tomó medidas extraordinarias para superar la crisis. Hoy, acá en Venezuela, si las cosas siguen como van, al final, como en La traviata, el público reirá a carcajadas sin percatarse del final trágico de la Asamblea Nacional Constituyente.

CAMBIOS. El próximo martes 7, el Presidente anunciará cambios en el tren Ejecutivo. Por ahora, deshoja la margarita en quedarse con el G/J Vladimir Padrino López en Defensa o sustituirlo por el V/J Remigio Ceballos. Si se da el cambio, Padrino López es candidato a la vicepresidencia de la República. Mientras, Francisco Rangel Gómez relevará a Mota Dominguez en Corpoelec. Otro ex gobernador, Luis Vielma Mora esta nominado en Alimentación.

MUNICIPALES. Entre los aspirantes opositores a las alcaldías del Distrito Capital, por ahora, tenemos: Enrique Mendoza (Sucre), Gabriela Gruber (El Hatillo), Francisco Bautista (Baruta).

LLORIQUEOS. El 2 de enero de 1492, cuando el último jefe islámico de Granada (el califa Boabdil alias El Chico) salió de la Alhambra tras entregar sus llaves a los Reyes Católicos, su madre, la sultana Aixa expresó que se hizo célebre: Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre. 501 años después no encontramos con un acontecimiento similar en Venezuela. He acá el siguiente relato de un testigo de excepción que compendia uno de los más significativos episodios de la elección presidencial de 1993, como lo fue el desconocimiento del triunfo de Andrés Velásquez: Un par de días, el jueves 2 de diciembre de 1993, Velásquez pernoctó en Caracas la residencia de un coronel retirado de la Guardia Nacional, ubicada en la urbanización Montalbán. Allí llegó a reunirse con parte de su comando de campaña, entre otros con Aristóbulo Istúriz. Entonces nos participó que la madrugada del viernes viajaría a los Estados Unidos. Argumentando que allá podrían detenerlo con la esposa.

<

Ediciones anteriores

648647646645644643642641640

Página oficial: Las Verdades de Miguel

Cuenta oficial Twitter: Miguel Salazar