Saltar al contenido

Sin dólares ahora todo será hecho en China

La última decisión del Ejecutivo en materia económica, lejos de ayudar, va a complicar las cosas. La nueva canasta de monedas sin el dólar, supone promediar el valor de un grupo de monedas (el yuan de China, la rupia de India, el rublo ruso o el euro), para así obtener el coste de una determinada moneda.

¿Y los dólares?

También te puede interesar: Gaceta Oficial Nº 41.231 Nuevo Aumento del Salario Mínimo Nacional

Todo se veía venir con la adjudicación y posterior retraso en la liquidación de divisas a los beneficiarios de la décima quinta subasta del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario (Dicom), que encendió las alarmas en el sector financiero del país, lo cual trajo consigo una escalada en el dólar paralelo que superó la barrera de los 20.000 Bs la semana pasada.

De esta manera, el organismo adscrito al Banco Central de Venezuela (BCV) se abstuvo de convocar a la subasta de divisas número 16, correspondiente a esta semana. Las razones detrás de ello, apuntan a los retrasos del banco corresponsal que opera con el BCV, el cual comenzó a restringir las operaciones en dólares con la entidad financiera venezolana, como consecuencia de las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Este sistema traerá incertidumbre, no sólo en la forma como se establezca el modelo de cálculo y el peso específico que se le dé a cada una de ellas o a los activos que se pretendan usar, sino también en la población y sobre todo en el ámbito económico del país.

Por otra parte, es altamente complicado fijar la cotización del bolívar respecto al yuan o la rupia, porque no hay suficientes transacciones con esos países y además porque esas monedas no son aceptadas en la mayoría de los países. No va ser fácil encontrar bancos corresponsales para realizar esas operaciones con dos monedas que todavía no se utilizan como monedas de reserva.

Si Venezuela recibe en pago yuanes por las exportaciones de petróleo destinadas a China, va a quedar atrapada y solamente podrá comprar productos hechos en China porque en muy pocos países aceptan el yuan. De esta manera, la situación económica y de abastecimiento lejos de aliviarse puede complicarse todavía más, ya que es muy difícil decretar comercio con signos monetarios a los cuales no tienes acceso. Va a costar muchísimo para armarlo.

Alguien va a tener que aparecerse con yuanes y abastecer al mercado, por lo que el dólar va a tener que ser el marcador del comercio venezolano por un largo tiempo, porque esa es la moneda con la que cobra y paga Venezuela el petróleo.

En fin, esta es otra excusa de muy mala calidad del Ejecutivo, que no representa el problema de fondo que es el muy terrible modelo económico con un régimen cambiario que la mayoría no entiende.

También te puede interesar: Subastas Dicom suspendidas hasta que incorporen nuevas divisas

Entradas relacionadas