Saltar al contenido

TSJ anuló citación que hizo el MP a Benavides Torres

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), decidió anular la citación que impuso el Ministerio Público (MP) en contra de Antonio Benavides Torres, ex comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

También te puede interesar: Trancazo contra la dictadura durará al menos 6 horas

El nuevo jefe de gobierno del Distrito Capital, designado el 21 de junio, solicitó una acción de amparo ante el máximo tribunal y este decidió en una ponencia conjunta.

La acción que tomó el TSJ fue “declarar la nulidad de la citación efectuada con prescindencia de antejuicio de merito y declarar efectos extensivos”.

La declaratoria de los efectos extensivos podría arropar a Gustavo González López, director del Sebin, también citado por el Ministerio Público en calidad de imputado por presuntamente “cometer graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos”.

El archivo de la sentencia no se encuentra disponible en la página web del Tribunal Supremo de Justicia.

El 28 de junio, el Ministerio Público citó en calidad de imputado al ex comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana y actual jefe del gobierno del Distrito Capital por la presunta comisión de graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas durante las manifestaciones ocurridas en el país desde hace más de 80 días.

El fiscal nacional número 49, Oliver Uribe Pinto, citó a Benavides Torres para el próximo jueves 6 de julio a las 10:00 de la mañana.

El viernes 30 de junio, el vicepresidente ejecutivo, Tareck El Aissami, se dirigió al país en nombre del gobierno y rechazó la acusación hecha por el Ministerio Público contra el director del Sebin, Gustavo González López, y Antonio Benavides Torres, los cuales, a su juicio, son “dos hombres ejemplares”.

El Aissami informó que introducirían medidas para detener las citaciones y para que se investigara a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

También te puede interesar: Luisa Ortega Díaz: Esta Asamblea Nacional es legitima