Saltar al contenido

Las Verdades de Miguel 634 – 21 de Julio de 2017

Miguel Salazar empezó este año con las Las Verdades de Miguel, más picante que nunca y en la edición del 21 de julio del 2017, el reconocido escritor manifiesta que cuando escucha la declaraciones de Jorge Urosa Cardenal Sabino, le ha ha dado por hacer un ejercicio mental, el cual consiste dejar solo el audio. A través de él, me siento como si estuviera escuchando a uno más de los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática.

Las verdades de Miguel

También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda

Mi comentario de la semana

A Su excelencia, Jorge Urosa Cardenal Sabino. Estimado prelado de la rendísima e ilustrísima Conferencia Episcopal de Venezuela, y todos los otros títulos nobiliarios que su cantidad genera. Cuando escucho sus declaraciones me ha dado por hacer un ejercicio mental, el cual consiste dejar solo el audio. A través de él, me siento como si estuviera escuchando a uno más de los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática. Su Excelencia, cada quien tiene su singular manera de volverse loco cuando menos se espera. Por ello no me extrañaría verlo presente en la fórmula de Gobierno de “reconciliación nacional” que está rodando por allí.

Su Excelencia miente y ha mentido cuando se une al coro de eunucos correlones de los intereses extranjeros asegurando que el mundo se ha acabado en Venezuela, por ello con su violencia soplan los vientos oscuros y funerarios: sin embargo, usted y sus adiáteres van a llevarse una sorpresa cuando el pueblo se levante por encima de la pregonada catástrofe.

¿Sabe usted? En estos tiempos de curas pedófilos y homosexuales haciendo alarde al mismo tiempo de una curiosa homofobia, usted se ha cuidado mucho de pronunciarse sobre el abuso sexual en infantes, llevados de la mano por sacerdotes inescrupulosos. Me extraña su silencio, sobre todo porque es un sacerdote locuaz a la hora de declarar acerca del bien y del mal. Ha hecho énfasis sí, en que vivimos en una sociedad paganizada, en la que se ha perdido el sentido del pecado, y donde la ideología del género proclama la actividad sexual indiscriminada y sus límites como si no hubiera ley moral es que hubiera celebrado su posición condenando los delitos cometidos por algunos de sus condiscípulos.

Pero bien, pasando a un tema político que mucho le apasiona, quiero decirle que cuando habla de una horrorosa sociedad comunista, me hace recordar una película mexicana titulada Canoa, de Felipe Casalz, cuyo libreto consiste en narrar los trágicos hechos ocurridos en una localidad llamada San Miguel de la Canoa cuando, debido a la paranoia religiosa incitada por un cura párroco, el pueblo decide linchar a cinco jóvenes excursionistas, a quienes confunden con militantes comunistas..

Por ello, cuando argumentando que el presidente Maduro ha perdido el apoyo popular, le exhorta a desistir de sus intención de implantar un sistema totalitario, comunista y militarista en Venezuela, usted no lo hace por mera casualidad, por cuanto recurre al miedo que produce esa aseveración. Su posición señor cardenal es condenable porque comprende una afirmación peligrosa, en un país donde los jóvenes afectos al Gobierno son tratados de acuerdo a una estrategia mediática, que los presenta como representantes de un comportamiento violento.

Usted, Su Excelencia, es el representante de una facción eclesiástica impopular que, a sabiendas de la crisis tanto social, como económica y política, quiere aprovechar la gran religiosidad del pueblo venezolano para manipularlo y transmitir dogmas desafortunados, a fin de mantener su control. Se me hace que a su persona le agrada la gente desorientada y analfabeta, por cuanto esta puede ser manejada con gran facilidad.

Su Excelencia, usted como el párroco de San Miguel de la Canoa quiere hacerle creer al pueblo que la Asamblea Nacional Constituyente quiere quitarle sus bienes, matar a los curas, robar a sus hijos iniciando un Estado comunista. Usted pretende convencer a su feligresía de que la Asamblea Nacional Constituyente quiere despojar a los trabajadores de sus pertenencias. Bajo esas premisas. Su Excelencia sabe que sus argumentación sólo persigue no perder los privilegios y la posición de la iglesia católica en la actual sociedad venezolana.

Yo conmino a Su Excelencia Jorge Urosa Cardenal Sabino a emular el ejemplo de Gamaliel IV (presidente del Sanedrín 270 a 290 exhortando a no perseguir a sus seguidores) pida a sus congéneres de la Mesa de la Unidad Democrática a desistir de hostigar a quienes vemos en la Asamblea Nacional Constituyente un escenario para debatir sobre la problemática nacional.

Usted, Su Excelencia, no debe pretender que se le llame guía ni nada por el estilo. Haga gala de su fe en Cristo y no olvide la máxima. Porque el que a sí mismo se engrandece, será humillado: y el que se humilla será engrandecido ¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que cierran la puerta del reino de los cielos para que otros no entren. Y ni ustedes mismos entran, ni dejan entrar a los que quieren hacerlo. ¡Ay de ustedes, guías ciegos!, que dicen: Quien hace una promesa jurando por ejemplo, no se compromete a nada; pero si jura por el oro del templo, entonces si queda comprometido. ¡Tontos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro, o el templo por cuya causa el oro queda consagrado? También dicen ustedes: “Quien hace una promesa jurando por el altar no se compromete a nada; pero si jura por la ofrenda que está sobre el altar, entonces sí queda comprometido”. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante: la ofrenda, o el altar por cuya causa la ofrenda queda consagrada? El que jura por el altar, no está jurando solamente por el altar, sino también por todo lo que hay encima: y el que jura por el templo, no está jurando solamente por el templo, sino también por Dios, que vive allí. Y el que jura por el cielo, está jurando por el trono de Dios, y a la vez por Dios, que se sienta en él.

Su señoría usted sabe que la participación de algunos sectores de la vida nacional en hechos extremadamente violentos lo hacen influenciados por sus sermones y homilías y los medios de comunicación, llevados al fanatismo por su Iglesia y quienes modifican y manipulan la información. Hay un proceso de influencia principalmente a partir del poder donde los curas se encargan de influenciar ideológicamente a las personas del pueblo en contra de sus semejantes.

Señor cardenal o príncipe de la Iglesia, o como mejor lo llamen, me gustaría conocer su opinión acerca de las amenazas del Gobierno de los Estados Unidos y de la Unión Europea en contra de Venezuela. Sepa usted que no hay un ejemplo de cohesión mejor expresado que el observado en cualquier familia venezolana donde los hermanos pueden pelearse entre sí, pero que basta que uno de ellos sea agredido por otro ajeno a la familia, entonces se produce el milagro de la unión para hacerle frente al extranjero.

Su Excelencia, por qué negarse a un nuevo concepto de vida, ese que nos hace componer una sinfonía lejos del escenario del fascismo criminal, ese que lincha y cocina a seres humanos que no son de su agrado. Una sinfonía compuesta lejos de la pesadilla que significa la violencia de una clase política empeñada en recuperar sus privilegios.

Señor Jorge Urosa, si yo fuera usted intentaría descubrir la secreta clave de la felicidad. Usted no lo ha podido hacer porque antes que un humilde mortal usted es el aristocrático cardenal que mira a sus semejantes por encima del hombro. Usted es el más orbitario de todos los sacerdotes católicos. Usted vive agarrado de la brocha buscando esconder la verdadera realidad popular. Déjese de vainas y se usted mismo, si se lo ocurre salga a la calle en calzoncillos, nadie lo va a criticar porque usted ha terminado por ser invisible. Sus peroratas seguirán encerradas en la casa de Montalbán, la misma que la Iglesia les confiscó a los mantuanos de las margenes de El Guaire. Salga a la calle como lo echaron al mundo que nadie lo va a notar. No se preocupe de que lo que puedan decir de usted. En fin de cuenta todos quienes conocen de sus embustes les dará igual sus extravagancias. Y si el mundo anda como anda es culpa suya. Deme su bendición.

ÚLTIMA HORA. Mientras, en la antesala, Caracas ha sufrido el impenitente castigo de la violencia callejera, padeciendo días sombríos y noches de sueños difíciles, hoy viernes la Asamblea Nacional se apresta a “designar” un nuevo TSJ. Entre los “magistrados” nominados estarán Pedro Troconis Da Silva, Evelina D’apolito, Elenis Rodríguez y Alfredo Medina. Todos ellos comprometidos con la MUD a través de algunas ONG como El Foro Penal. ¡Qué linda es la democracia representativa, fundadora de las tribus judiciales!

LLAMADO. Ojalá que aquellos críticos de mi decisión de presentarme a la Asamblea Nacional Constituyente pensaran en la libertad de cada quien de asumir la posición política que considere. No exijo más que respeto. Tengo mis diferencias en cómo se han asignado las distribuciones de los postulados; no obstante, sacrifico por ahora mis reclamos en función de la unidad necesaria para nuestro país, es más en este momento cuando arrecia la canalla extranjera.

PROGRAMA. Este domingo 23 de julio de 2017 es Las verdades de Miguel en TC, Canal-i, a las 10 de la mañana, estar;e conversando con la postulante constituyente Reina Sequera.

Ediciones anteriores

633632631630629628627626

Página oficial: Las Verdades de Miguel

Cuenta oficial Twitter: Miguel Salazar