Saltar al contenido

Personas de la tercera edad pierden dos kilos por mes ante crisis

El presidente de Abuelos Miranda, Luis Francisco Cabezas, denunció que las personas de tercera edad están perdiendo aproximadamente dos kilos al mes ante la crisis alimentaria que vive el país. Manifestó que los adultos mayores se alimentan principalmente por el programa gratuito que se brinda en la entidad para ayudarlos ya que el Gobierno nacional no hace nada ante esta situación.

Luis Francisco Cabezas

También te puede interesar: La escasez de alimentos aumenta la creatividad culinaria del venezolano

Personas de la tercera edad están perdiendo aproximadamente dos kilos por mes, denunció el presidente de Abuelos Miranda, Luis Francisco Cabezas.

Indicó que la Gobernación de Miranda ofrece un componente de alimentación gratuito y que desde hace varios meses se están aplicando mediciones antropométricas para el control de talla y peso en las casas de abuelos de la entidad.

abuelosMás de 1.200 adultos mayores reciben comida de forma gratuita de lunes a viernes en el desayuno y el almuerzo en nuestras Casas de Abuelos de Miranda, sin embargo, deben cenar y comer los fines de semana en sus casas y ellos mismos nos han confesado que no lo están haciendo porque no tienen cómo comprar. Algunos se están llevando un poquito del almuerzo que les damos para no acostarse con el estómago vacío”, alertó Cabezas. Precisó que las 37 Casas de Abuelos en el estado Miranda funcionan entre las 7:00 am y las 3:00 pm.

El presidente del programa de la tercera edad del Ejecutivo regional manifestó que el componente de alimentación cuenta con un menú nutricional adecuado para los adultos mayores basado en proteínas, vegetales y carbohidratos, no obstante, recalcó que estos requerimientos kilo calóricos también han tenido que adaptarse a la disponibilidad de insumos en el mercado que cada vez es más limitada.

Aunado a la terrible inflación del país, sobre todo en los precios del pollo, carne y pescado”, agregó. Cabezas dijo que la situación económica por la que atraviesa el país ha deteriorado las condiciones físicas de los adultos mayores.

Fuente: El Nacional