Saltar al contenido

Allup: Maduro es cobarde por no cambiar la tragedia que dejó Chávez

Ramos Allup, presidente de la AN, es conocido por hacer comentarios directos contra al gobierno calificándolo muchas veces con palabras igual o más ofensivas que las de sus contrincantes oficialistas. En esta ocación, el político, aseveró que los dos últimos presidentes que han pasado por el país, eran enfermos mentales comparándolos con Hitler, Mussolini, Stalin y otros dictadores.

Allup: Maduro es cobarde por no cambiar la tragedia que dejó Chávez

También te puede interesar: La escasez de alimentos aumenta la creatividad culinaria del venezolano

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, escribió un artículo de opinión este domingo en el cual analiza las causas de la crisis actual en Venezuela. Además de responsabilizar al fallecido presidente Hugo Chávez, criticó y calificó de “cobarde” al actual jefe de Estado, Nicolás Maduro, por no cambiar las cosas y continuar con las mismas políticas.

Como Maduro no manda ni en casa, en las contadas oportunidades que ha intentado corregir algo para medio parapetear la tragedia nacional tutelada por el fetiche sepultado en el Museo Militar, alguno o alguna, de buena o mala fe, le estruja que no se puede corregir ni en una pizca lo que dejó el comandante eterno, que los sacrosantos principios de esa birria que es la revolución chavista hay que mantenerlos así muera de hambre la totalidad del país y que no se puede admitir que nada ande mal ni tampoco que alguno de los inocultables problemas que padecemos sea consecuencia de la conducta patológica del ilustre muerto ni del modelo que a su imagen y semejanza impuso para que perdurase hasta el final de los tiempos“, escribió en el texto publicado en su Facebook.

Ramos Allup comparó a ambos líderes oficialistas con enfermos mentales: “Cobarde es Maduro por no atreverse a corregir aunque sea un poquitín la plasta, que en sus manos está hacerlo y no lo hace Las neurosis, taras, fobias, manías, complejos, esquizofrenias, paranoias y similares son tan enfermedades como cualesquiera otras, generalmente son más difíciles de sanar y por lo general nunca se curan sino que se agravan Si el aquejado es el presidente de la República la vaina es grave porque además del enfermo que ni cuenta se da (generalmente los dementes no saben que son dementes aunque actúen como tales) las víctimas de la enfermedad terminan siendo todos los habitantes del país”.

Aclaró que Venezuela no ha sido el primer país víctima de “enfermos mentales” al recordar el libro Aquellos enfermos que nos gobernaron (Pierre Acocce y Pierre Rentchinick. Plaza y Janés Editores. Barcelona, 1977), en el que se narran las patologías de 28 gobernantes, entre ellos Hitler, Mussolini, Stalin y Mao, y las consecuencias que sus personalidades psicopáticas acarrearon a sus naciones y al mundo. Finalmente dio una sugerencia para el futuro del país: “Que entre las exigencias para ejercer funciones públicas se requiera a los aspirantes la aprobación de un examen psiquiátrico fiable y del correspondiente electroencefalograma”.

Fuente: El Nacional