Saltar al contenido

Temer asume Presidencia en Brasil mientras Rousseff busca apoyo internacional

Roussef y Temer, presidenta y vicepresidente de Brasil respectivamente, son ahora como agua y aceite, ya que la unión que ambos tenían está totalmente fracturada. En la actualidad la mandataria nacional acusa a su vicepresidente de estar al frente de un “golpe de Estado” en proceso. Hoy, mientras Dilma se encuentra en Nueva York con el objetivo (desesperado) de buscar apoyo internacional, Temer asume la Presidencia.

Rousseff y Temer los nuevos enemigos

También te puede interesar: Por corrupción: Cámara de Diputados aprueba juicio político contra Rousseff

Con el pretexto de asistir a la firma de un acuerdo global sobre cambio climático, que se llevará a cabo en la Gran Manzana, ayer la mandataria nacional partió a Estados Unidos, anunciando el pasado miércoles (a última hora) que realizaría este viaje, lo que trae como resultado que su actual archirrival Michel Temer esté al frente de la Jefatura de Estado.

Rousseff ha estado evitando a toda costa desde hace meses que Temer esté en la Presidencia de Brasil de manera interina, ya que a su juicio es “uno de los jefes de la conspiración” contra ella. Para ello declinó varias invitaciones internacionales para permanecer en Brasil y por ende seguir llevando las riendas de la nación; canceló su anunciada asistencia a la Cumbre Nuclear que se celebró en Washington a comienzos de abril y ayer declinó la invitación del Comité Olímpico Internacional (COI) para acudir a Grecia a la ceremonia del encendido de la antorcha de los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro este año.

A pesar de la insistencia, tuvo que cambiar de estrategia y dejar que sucediera lo que ella no quería. Ayer la mandataria nacional emprendió un viaje a Nueva York, lugar donde Rousseff tiene previsto permanecer hasta mañana sábado y en este tiempo de ausencia, Temer está a cargo.

Permanecer en el poder es la meta de Rousseff

Hoy, la presidenta de Brasil asistirá a la firma del acuerdo global sobre cambio climático en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), acuerdo alcanzado en París el pasado diciembre durante la COP21. Según fuentes oficiales, Rousseff tiene el objetivo de pronunciar un discurso centrado en los logros de Brasil en la lucha contra el cambio climático y contra la deforestación en la selva amazónica. También podría aprovechar la presencia de más de 160 Jefes de Estados y de Gobierno de otros países para denunciar el proceso de destitución en su contra, lo que para ella se trata de un “golpe de Estado”.

<

También te puede interesar: Ramos Allup celebra el juicio contra Dilma Rousseff