Saltar al contenido

Por corrupción: Cámara de Diputados aprueba juicio político contra Rousseff

Debilitada por un escándalo monumental de corrupción y una dura crisis económica, Rousseff se enfrenta ahora al peor escenario en el que se pueda encontrar un Jefe de Gobierno: al borde del abismo y buscando equilibrio para evitar perder el cargo en una caída, ya que este domingo fue aprobado en La Cámara de Diputados, por votación de 367 de sus 513 miembros, la apertura de un juicio político contra la presidenta brasileña.

Cámara de diputados Brasil

También te puede interesar: Corte Suprema de Brasil rechazó demanda del Gobierno contra juicio de Rousseff

Para que la aprobación ocurriera era necesaria la votación de la mayoría simple en La Cámara de Diputados, es decir, de los 513 miembros, se necesitaban 342 votos a favor del juicio. Sin embargo, la votación superó la mayoría simple, ya que un total 367 votaron a favor, 137 diputados votaron en contra, 7 decidieron abstener a la votación y 2 diputados estuvieron ausentes.

La tensión por la rivalidad entre los parlamentarios brasileños estuvo presente. Por un lado la oposición gritaba “¡Fuera PT!“, siendo el Partido de Trabajadores (PT) quien representa a Rousseff y por otro lado el oficialismo gritaba “No habrá golpe“, ya que a juicio de la bancada oficialista todo este escenario se trata de un golpe institucional.

El Futuro de Brasil en manos del Senado y la Corte Suprema

Corte suprema BrasilLa acción pasa ahora a la Cámara Alta, donde será creada una comisión especial que en 10 días como máximo emitirá un dictamen respecto a la recomendación de los diputados. Luego, el fallo de la comisión será votado en el plenario del Senado, donde un total de 41 votos sobre un total de 81 senadores, bastarían para que se abra definitivamente el juicio político contra Rousseff. Por último, el juicio (de ser aprobado) se deberá celebrar en un tiempo máximo de 180 días; esa votación final sería en la Corte Suprema, presidida por Ricardo Lewandowski y se necesitarían 54 votos, que equivalen a dos tercios, para que la presidenta sea condenada. La mandataria nacional sería apartada de su cargo en esos 180 días y asumiría las riendas del país su vicepresidente Michel Temer, primero en la línea sucesoria.

Si resulta condenada, seguiría al frente Temer y si por el contrario no se llega a los 54 votos necesarios, Rousseff será absuelta y reanudará en forma inmediata sus funciones al frente del Gobierno nacional.

<

Rousseff se jugará sus últimas cartas

En la noche del domingo la presidenta de Brasil estuvo ausente de los medios de comunicación tras la decisión de La Cámara de Diputados. Sin embargo se espera que este lunes Rousseff se pronuncié sobre los resultados. Asimismo, se predice que la misma, en desespero, buscará apoyos en el Senado para evitar el impeachment que amenaza a su frágil gobierno, ya que diferentes proyecciones indican que ya hay suficientes senadores dispuestos a votar para que el juicio sea celebrado en la Corte Suprema, tal vez en la primera mitad de mayo.

La primera presidenta mujer en Brasil, quien en la actualidad tiene 68 años de edad, se enfrenta a la acusación de presunto uso ilegal de dinero de bancos públicos para encubrir el déficit fiscal y de haber recibido dinero sucio de la trama de corrupción en Petrobras para financiar su campaña.

También te puede interesar: Acusan a Nicolás Maduro de injerencia en asuntos de Brasil