Saltar al contenido

Nadie quiere ser policía con un sueldo mínimo

“Notros vivimos asustados igual que la gente. Nosotros vivimos en barrios y ponemos nuestra vida en riesgo cuando regresamos a la casa. A mí me da miedo montarme en una camionetica, con mi uniforme en un bulto, sin saber si se monta un malandro y se da cuenta” Relató un funcionario de la PNB en una entrevista. Cada día se torna mas difícil la situación de la policía venezolana, los malandros están mas armados, desde las cárceles pagan por su asesinato, esta y muchas otras razones son las que impiden el ejercicio de la seguridad ciudadana en el país.

PNB

También te puede interesar: Dos pranes y más de 30 reclusos se fugan de retén en Cabimas

Luego de acudir al llamado de unos vecinos por un intento de robo, sin éxito, el funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quien no reveló su nombre por seguridad, confesó que están trabajando con las uñas y no es posible cumplir con todo.

Su tono era de preocupación y miedo, aunque su uniforme lo obligaba a mantener valentía. Pidió no revelar la comunidad de Caracas donde vive, porque sabe que su cabeza vale mucho dinero. “Ahorita los malandros solo nos matan por tener jerarquía, por tener más policías en su historial”.

Pese a todos los problemas de inseguridad que los persiguen y que ellos también deben perseguir, salen a ganarse el pan y dejan a su familia a merced de los delincuentes.

Además de todos los peligros, con nuestro sueldo tenemos que pagar el mantenimiento de la patrulla: cambio de aceite, gasolina y lo que se dañe, porque sino no podemos trabajar tampoco”.

<

Y es que un funcionario, al menos de la Policía del Estado Miranda, gana 12.543 bolívares, un poco más de sueldo mínimo (11.577,81), así explicó Pablo Herrera, director del departamento de recursos humanos del cuerpo.

Nadie quiere ser policía con un sueldo de 12.000 bolívares. Cada vez tenemos más déficit de funcionarios, actualmente en Polimiranda contamos con 1.536”, explicó durante un foro organizado por la ONG Paz Activa.

Lo ideal es que el salario mínimo de un oficial ronde los 37.000 bolívares, además de beneficios, según Herrera.

Destacó que además no cuentan con suficientes recursos para mantener las unidades, en la actualidad 53 para la entidad. “Cada día se siguen parando, pronto nos quedaremos a pie. Los policías están en desventaja con los malandros”.

No pueden vivir en barrios

Herrera opinó que los policías no pueden tener su hogar en un barrio, prácticamente al lado de los delincuentes. Ellos no son los únicos que están en peligro de ser asesinados, también sus familiares.

A finales de marzo al supervisor jefe de Policaracas, Larry Morillo, lo mataron junto a su hijo, en el barrio Los Sin Techo de El Cementerio.

No es justo que esto pase con ellos, que vivan en barrios, que todos los días salgan a trabajar comprometidos y los maten”, soltó Herrera.

Hace tres años hicieron una solicitud para que se construyeran urbanismos únicamente donde vivan los funcionarios, pero no se concretó. “Además los parientes del policía que muera en ejercicio deberían tener un seguro”.

Cada vez se gradúan menos

Un grupo de oficiales de la PNB comentó, sin revelar sus identidades, que muchos compañeros se han retirado por la inseguridad y por miedo de que le pase algo a sus seres queridos.

En lo que va de año 35 funcionarios han sido asesinados, en el área metropolitana de Caracas, según un conteo extraoficial. Cifra que alerta cada vez más a quienes están en la mira de las bandas armadas.

Recientemente, trascendió que el pran de las bandas que operan entre El Cementerio y El Valle, alias “El Lucifer”, amenazó de muerte a los policías, y los mandó a abandonar el barrio o de lo contrario su cabeza costaría 300 dólares.

Carlos Herrera destacó que han hecho dos procesos y nada más se graduaron 20, porque a su juicio ya nadie quiere ser policía. “En el curso 73 hubo 800 aspirantes, de los cuales 24 estaban aptos”.

Fuente: Crónica Uno