Saltar al contenido

Gobierno se escuda culpando al sector privado del bachaqueo

Daniel Aponte, jefe de gobierno del Distrito Capital, aseguró que las empresas privadas son cómplices del bachaqueo. Explicó que estas corporaciones acuerdan pagos por adelantado con los comerciantes informales para venderles los productos regulados. Señaló a Empresas Polar como primer precursor del “bachaquerismo“. De esta forma la administración oficialista se escuda de su responsabilidad ante la crisis alimentaria atacando como es costumbre al sector privado.

Daniel_Aponte _Empresas _Polar _es_el principal _actor _del_bachaquerismo

También te puede interesar: Delincuencia y bachaqueo serán combatidos con drones

En una entrevista concedida a Globovisión, dijo que es una red directa entre empresarios privados y pequeños y medianos comerciantes. “Sobre todo los buhoneros“. También mencionó que en estos negocios están inmersos Fedecámaras y Consecomercio; igualmente, señaló que hay algunas empresas públicas vinculadas.

Aponte indicó que Empresas Polar es el principal actor del bachaquerismo en todo el país. “Ellos ofrecen los productos a una red privada, que tienen el cuadre perfecto con las redes de bachaqueo. Que nadie se sorprenda con las personas detenidas en estos operativos“.

El despliegue contra las redes de bachaqueo inició el sábado y se llevará a cabo, de manera sorpresiva, en las 22 parroquias del Distrito Capital, de acuerdo con el jefe de gobierno. William Contreras, superintendente de los Derechos Socioeconómicos, informó que los operativos se harán próximamente en todo el país: “Hemos decidido fiscalizar no solo a los comerciantes, sino también a los cuerpos de seguridad, las alcaldías, la Sundde; la contraloría es un tema de todos“, señaló Daniel Aponte.

Daniel Aponte afirmó que durante Semana Santa la delincuencia en el Metro de Caracas disminuyó 60%. Aseveró que Luis Sauce, ministro de Transporte Terrestre y presidente del subterráneo, impulsa un plan integral para continuar con la reducción de la criminalidad.

<

Fuente: El Nacional