Saltar al contenido

Ecuador desesperado y Correa responde: “Aquí nadie grita o lo mando detenido”

Hace días Rafael Correa, jefe de Estado ecuatoriano, anunció las medidas económicas que serán implementadas en el país; las mismas que pretenden hacerle frente al desastre natural que afectó la nación latinoamericana y por ende, su economía. Entre el golpe al bolsillo del ecuatoriano y el desespero que hoy padece la población afectada con cifras que se elevan a más de 17 mil personas heridas, más de 600 muertos y unos 48 desaparecidos, el mandatario nacional en una visita a las zonas afectadas perdió la calma y amenazó a los lugareños.

Correa visita zonas afectadas

También te puede interesar: Así fue el terremoto en Ecuador (Fotos y video)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, en cadena nacional anunció las medidas económicas que serán instaladas en el país, para superar la crisis provocada por el terremoto que sacudió a Manabí y que trajo consecuencias para toda una nación.

Correa aumentó el IVA a 14% por un año. Para aquellas personas naturales que posean un patrimonio valorado en más de 1 millón de dólares deberán contribuir con el 3% de sus utilidades una sola vez.

Además en este año, las personas deberán donar un día de su salario por cada mil dólares que ganen al mes. Por ejemplo, quienes ganen dos mil donarán dos días de salarios, quienes ganen cinco mil donarán cinco días de trabajo y así sucesivamente. Actualmente Ecuador tiene un salario mínimo de 366 dólares mensuales.

<

En la actualidad Ecuador se encuentra en Estado de Excepción. Miles de personas se quedaron sin un lugar para vivir y viven verdaderas crisis al enfrentar la fuerza de la naturaleza. Muchas son las familias que tuvieron que despedirse de miembros de las mismas que han sido encontrados sepultados entre los escombros. Una muy lamentable situación para los ecuatorianos. A continuación cifras oficiales cortesía de Telesur:

Cifras oficiales terremoto Ecuador
Create bar charts

Según el primer mandatario ecuatoriano, tomará años recuperarse de manera económica y física del terremoto de Manabí. Ante esta terrible situación Correa está en el ojo del huracán siendo fuertemente criticado, no sólo por el descontento de muchas personas ante las medidas económicas que se implementarán, por ser consideradas como “un golpe al bolsillo” de las personas, sino también porque hace pocos días Correa visitó zonas afectadas por el sismo. En su visita se ganó el repudio de la nación, ya que perdió la paciencia con un grupo de damnificados del terremoto en Muisne, en la provincia de Esmeralda, al noroccidente de Ecuador.

Las personas le expresaban su desespero, tratando de ser escuchando ante un momento tan difícil para ellos. Ante esto, el mandatario nacional amenazó con prisión a aquellas personas que a su juicio intentaban desestabilizar el orden público. “Aquí nadie me pierde la calma, nadie grita o lo mando detenido sea joven, viejo, o mujer, nadie me empieza a llorar o quejarse por cuestiones que falten, a no ser por seres queridos que hayan muerto […]”, dijo entre gritos el mandatario ecuatoriano.

¿Es sensato amenazar a una población sumada en una crisis con llevarlos a la cárcel? ¿Serían juzgados por expresar sus angustias ante la persona que tiene el deber de responderles? Es un momento muy sensible para todas las partes, pero si bien es cierto eso, no fue la mejor actitud por parte del mandatario.

También te puede interesar: Movistar en Venezuela libera hoy llamadas a Ecuador