Saltar al contenido

Cuáles son las consecuencias del Paquetazo

En 1989 Provea advirtió que el paquetazo económico de Carlos Andrés Pérez (CAP) violaría por sus efectos, a corto y mediano plazo, los derechos humanos de las grandes mayorías nacionales y acentuaría la pobreza y la exclusión social. 27 años después, las consecuencias de aplicar estas nuevas medidas económicas tienen ajustes similares, las cuales descargarán el peso de la crisis en la ciudadanía generando consecuencias previsibles como: un aumento acelerado de la pobreza, deterioro de la calidad de vida, más privaciones y penurias para los más pobres.

Cuáles son las consecuencias del Paquetazo

También le puede interesar: 20 preguntas que dejaron los anuncios de Maduro

La consecuencia evidente del «Paquetazo» será la inestabilidad política. El programa de gobierno ha sido modificado durante año tras años, pero ha sido hasta hace pocos días que lograron poner las cosas de acuerdo. Sin embargo, esta vez la situación es distinta y más dramática. Esta crisis se produce debido a un escenario internacional desfavorable en pleno caos petrolero, uno alerta que ha durado 3 años, incluyendo 2 años consecutivos con una caída abrupta en en precio del barril de petróleo; uno de los principales productos de exportación de Venezuela, el cual genera al menos un 90% del presupuesto de la nación.

Volviendo a 1989, los saqueos y disturbios del 27 de febrero de ese tomaron a los políticos por sorpresa. Carlos Andrés Pérez llevaba apenas 25 días en el poder y había anunciado un paquete de ajustes para «encarar» las distorsiones de la economía, del cual sólo había aplicado el aumento de la gasolina (el 26F), lo que detonó el sacudón. Por esos días, el expresidente Jaime Lusinchi, culpó a la extrema izquierda de agitar el Caracazo. El ala lusinchista de Acción Democrática planteó una posible confabulación de movimientos de oposición. Causa R y MAS protestaron por el paquetazo anunciado 10 días antes por CAP. El senador Rafael Caldera señaló como causa el hambre de los pobres y el Mandatario apuntó a los especuladores, a la banca acreedora y al Fondo Monetario Internacional por llevarse 50% de los ingresos del país en pago de la deuda ¿Coincidencia?

¿Qué consecuencias traerá el Paquetazo?

Dolarización Obviamente la devaluación de la moneda fue lo primero que sufrió, debido el desastre cambiario, el nuevo «sistema flotante cambiario» la cual trabaja en conjunto con la inflación desbocada que atraviesa el país, lo que invitan a pensar que si no tuviéramos un gobierno tan incompetente, esto no hubiese ocurrido. Cabe destacar que es le tercera devaluación en 3 años de mandato del Nicolás Maduro y la octava devaluación desde el año 1979 durante el periodo presidencial de Luis Herrera Campins.

El ajuste en el precio de la gasolina es otra gran consecuencia, ya que el incremento de esta fue un tema que se mantuvo congelado por más de 20 años, lo que es genera una necesidad perfecta para la situación que atraviesa el déficit fiscal del país; pero no podemos dejar a un lado su repercusión.

El aumento de la gasolina se trata un tema histórico y cultural, que generará el incremento de los fletes, del transporte público y el efecto multiplicador que tiene sobre la inflación.

Gasolina Venezuela El aumento del precio del combustible por sí solo no representa la solución a la grave crisis económica que atraviesa Venezuela. Ese incremento debe ir atado a otras medidas como: la disciplina fiscal, unificación cambiaria que dé pie a la liberación del dólar y la sinceración del gasto publico.

Son ajustes que deben aplicarse juntos. Las medidas aisladas incrementarán la inflación y no resolverán el problema profundo de la economía nacional.

Salario Mínimo El aumento de sueldos y bonos de alimentación otra vez terminará siendo “pan para hoy y hambre para mañana”. Pura ilusión monetaria, ya que este aumento rápidamente quedará convertido en sal y agua por la voracidad inflacionaria y, aunque nominalmente ganen más bolívares, los trabajadores que viven de un ingreso fijo podrán comprar menos bienes.

Los 14 motores no podrán ni siquiera despegar mientras no se corrija la turbulencia macroeconómica y cesen los gritos de guerra contra la inversión privada nacional y extranjera, la cual no vendrá al país bajo un clima de inseguridad jurídica y conflictividad laboral.

Entradas relacionadas