Venezuela se ha convertido en un país de emigrantes

Publicado el 1 enero, 2016
Publicidad:

Todos los días, más de 30 venezolanos llegan en avión con su visado de turista y poco equipaje, con la intención de no despertar sospechas pero con el claro objetivo de quedarse en Estados Unidos e incluso en algún país suramericano. Un informe sobre el estimado de migración del Banco Mundial (BM) del año 2010 reportó que 521 mil 620 venezolanos emigraron de su tierra natal, dejando atrás una vida que no favorecía el futuro de sus carreras como profesionales. Hoy en día, más del 62% de los vuelos internacionales llevan consigo a al menos 5 personas que desean establecerse y quedarse en el país destino. Este fenómeno ha llevado a Venezuela a ser catalogada como un territorio de emigrantes.

Piso de Maiquetía

Le puede interesar: ¿Emigrar o no emigrar?

Estados Unidos, Canadá, Australia, Panamá, Chile o España son algunos de los destinos que los venezolanos consideran al momento de hacer sus maletas y convertirse en emigrantes, una categoría de venezolanos que ya equivale a 5% de la población del país (estimada en 30 millones de habitantes).

La AFP informó, que cerca de 1,5 millones de venezolanos viven en el exterior, según los registros formales de migraciones, censos de países y organismos multilaterales en los cinco continentes.

El sociólogo e investigador de la Universidad Simón Bolívar, Iván de la Vega, señala que “en el año 1992 había venezolanos en menos de 20 países, con apenas unos 30 mil residentes. Ahora hay venezolanos en 94 países de los 193 miembros de la ONU, es un dato dramático“. Esto significa que estamos incorporando dentro de nuestra cultura lo que es el tema de la migración.

El Doral, varadero venezolano

Luego de pasar los controles migratorios diciendo que va con la familia a Disney, en Orlando, situada a unos 400 kilómetros al norte de Miami, muchos se dirigen a Doral, una ciudad del condado de Miami-Dade que es refugio de miles de venezolanos.

El Doral - Miami Doral es una ciudad emergente, con una tasa de paro del 4%, que tiene unos 70 mil habitantes, de los que casi el 30% procede de Venezuela, de ahí que muchos la denominen Doralzuela. Su alcalde, Luigi Boria, nació en Caracas hace 57 años. El regidor, se encuentra muy orgulloso de la adaptación de sus “paisanos“, que se caracterizan en su mayoría por su alta formación académica (hay numerosos ingenieros, médicos, periodistas) y su ánimo emprendedor (hay capital venezolano detrás de muchos de los proyectos empresariales e inmobiliarios de Miami).

El inicio de la nueva vida

Venezolano lavando carro Antes de crear su propia empresa, muchos venezolanos pasan por “fregar platos y lavar carros”, asegura José Colina, un exmilitar acusado en su país de poner una bomba contra la embajada española en Caracas en 2003 y que dirige la asociación Venezolanos perseguidos políticos en el exilio (Veppex).

En el año 2000, había registrados poco más de 90 mil venezolanos en Estados Unidos, cifra que se disparó hasta 215 mil solo 10 años después. Estos datos están hoy claramente superados. Veppex, organización que es tildada de radical por el Gobierno de Nicolás Maduro, estima que sólo en Florida hay ya más de 250 mil y que en Estados Unidos residen de forma irregular unos 90 mil.

Razones para irse

Maiquetía Iván de La Vega, explicó que, desde la década de 1990, en Venezuela se ha dado un proceso de descomposición política, económica y social que originó que algunos venezolanos tomaran la decisión de irse. “El venezolano no emigraba, a diferencia de ciudadanos de países como Colombia, Ecuador o Perú. La gente que llegó a Venezuela en los setenta, cuando el país tenía una moneda fuerte y paz social está retornando a sus países de origen o buscando oportunidades en otros sitios. En cuanto a los venezolanos, en los últimos 10 años ha emigrado alrededor de 4% de la población”, explica de La Vega, esa cifra equivale a 1 millón 200 mil venezolanos que optaron por destinos como Estados Unidos (260 mil personas), España (200 mil), Italia (150 mil) o Portugal (100 mil), de acuerdo con las investigaciones realizadas por el sociólogo.

Lamentablemente, Venezuela se despide todos los días de alguien que, sin pensarlo dos veces desea quedarse en su país, pero desgraciadamente la situación social, política y económica impiden al venezolano (el que puede irse) a tomar un nuevo rumbo a otro destino lejos de sus familiares y amigos.

Miles de familias también han optado por dejar atrás lo poco que tenían acá y en muchos casos, han logrado establecerse de una forma u otra en ese país que eligieron como su segundo hogar. Ahora a los venezolanos que quedan nos quedará esperar lo que depare el futuro y con suerte, esperemos que sea algo mejor.

No dejes de leer: 10 Mejores países para emigrar desde Venezuela