Saltar al contenido

Sequía de divisas afecta a los sectores de alimentos y salud

El año 2016 inicia con una grave crisis en los sectores de salud y alimentos para el país, debido al terrible manejo que ha tenido el Gobierno al no asignar la divisas necesarias para cubrir dichos rubros. Aunque esta situación se viene acumulando desde el año pasado, analistas prevén que existirá un recorte aún más drástico con respecto a los dólares que asigna el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), afectando considerablemente el riesgo en la compra de materia prima, fabricación y distribución de los productos que disponen las empresas de esas ramas.

Escasez supermercado

No dejes de leer: Un siglo ha retrocedido Venezuela en materia de salud

El ente gubernamental encargado de administrar y distribuir las divisas en Venezuela, el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), redujo notoriamente la cuota de dólares al sector de alimentos y salud en al menos un 65% en 2015. Un informe realizado por la Gerencia de Estadísticas y Análisis Estratégico de la misma entidad, declaró que durante los meses de enero y julio de ese año se habrían pagado unos $ 992 millones, mientras que en mismo lapso pero en 2014 se asignó un total de $ 2.843 millones para las importaciones de insumos y materias primas para la producción de alimentos y medicinas.

En el reporte se sostiene que en todo 2015, el Cencoex asignó $ 1.252 millones al sector de alimentos, al cambio preferencial de Bs. 6,30 por dólar; este monto representa el 55,9% menos de las divisas entregadas entre enero y julio del año previo, afectando sin duda la producción de este rubro.

Para el mes enero la entidad liquidó apenas $ 7 millones para que se distribuyera a todo el sector de alimentos; de los $ 700 millones que necesita mensualmente. Por colocar un ejemple, nada más la Procesadora de Alimentos Balanceado para Animales (ABA) “Carlos Manuel Piar”, la más representativa del sector manufacturero, requiere de por lo menos $ 220 millones al mes para importar las materias primas y los insumos necesarios para operar, de los cuales solo se le han asignado un 35%. Es importante mencionar que dicha empresa pertenece al Estado.

Esto solo apunta que la crisis del abastecimiento en el país amenaza con tornarse más crítica de lo que ya es, debido al vertiginoso descenso que registran los precios del petróleo, principal fuente de ingresos en divisas de ese país, que deja al Gobierno venezolano con muy poco margen de maniobra para costear las importaciones que son necesarias.

<

Sectores en crisis

Tanto el sistema de salud en Venezuela, como el sector alimentario atraviesan uno de los escenarios más críticos y lamentables en la historia del país. La escasa disposición de divisas no sólo ha dejado a los hospitales sin insumos, equipos o medicinas para atender a los pacientes, sino que también arremete contra producción de alimentos de primera necesidad. Recordemos que al menos 75% las farmacias del país ya encuentran desabastecidas.

El sector farmacéutico en Venezuela requiere de 350 millones de dólares al mes para operar con normalidad.

La precaria situación de salud en Venezuela reporta cifras alarmantes, que se ven alimentadas gracias a la pésima administración del Gobierno del año pasado. Al cierre de 2015, la Federación Venezolana de la Industria Farmacéutica (Fefarven) confirmó hasta 70% de escasez de medicamentos en los puntos de venta al detal.

En Venezuela se ha reportado el fallecimiento de varios pacientes por falta de algún medicamento que no fue posible conseguir en el país.

Las perspectivas para este año son negativas, pues al igual que para la economía en general, los especialistas estiman que se agudizará la sequía de dólares y habrá menos oportunidad de que las empresas puedan obtener dólares a cotización oficial para cubrir sus necesidades de importación.