Saltar al contenido

23 de enero- Caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez

El 23 de enero de 1958 es derrocado Marcos Pérez Jiménez, uno de los mayores dictadores que ha tenido el país. Su periodo presidencial estuvo comprendido entre 1952 y 1958, fue un movimiento cívico-militar el que derrocó su mandato. El primero de enero de 1958, aviones de guerra sobrevolaron los cielos de la capital venezolana, despertando toda Caracas, el asombró fue mayúsculo, incluso para los integrantes de su propio partido de gobierno, dado que exactamente un mes, se había expedido un plebiscito para prolongar el mandato de Pérez Jiménez, dándole cierta solidez a su régimen y legitimidad ante las Fuerzas Armadas.

Derrota de Perez Jimenez- Notilogia

Te puede interesar: Días Feriados No Laborables Enero 2016 en Venezuela

Entre las principales causa de su dictadura, se encuentra la crisis militar, originada a partir de los hechos del primero de enero de 1958, que trastornaron el poder totalitario que tenía el primer mandatario en el seno de las Fuerzas Militares, por lo que el alzamiento de los oficiales de las Fuerza Aérea en la Base de Boca de Río, cercana a la ciudad de Maracay y del cuerpo de blindados del cuartel Urdaneta de Caracas al mando del teniente coronel Hugo Trejo, evidenció una crisis de liderazgo en la institución castrense.

En segundo lugar, la crisis política que atravesaba el país en aquel entonces producto de la descomposición y fraccionamiento del mismo a raíz del plebiscito de diciembre de 1957, originando que se produjera 2 cambios de gabinete sucesivos, los días 10 y 13 de enero de 1958 respectivamente, y la salida hacia el exterior de los personeros más cercanos a Pérez Jiménez vetados por las Fuerzas Armadas, Laureano Vallenilla Lanz, ministro hasta entonces del Interior, y Pedro Estrada, jefe de la policía política del régimen, la Seguridad Nacional.

Seguridad Nacional - NotilogiaFue a partir de lo ocurrido el 1 de enero, junto a la crisis política y militar del país, que empezaron a publicarse diferentes manifiestos en contra del gobierno que estaba prácticamente tambaleandose, los cuales estaban firmados por hombres y mujeres que representaban los diferentes campos de la actividad económica, profesional y cultural de Venezuela. Así como pronunciamientos públicos de instituciones nacionales como el Colegio de Ingenieros, la Asociación Venezolana de Periodistas, federaciones obreras y sectores empresariales que hasta ese momento no habían manifestado abiertamente su repudio a la dictadura. Todas las acciones de calle en contra del régimen, tendrán su momento cumbre en la huelga general del 21 de enero, movilizada por la Junta Patriótica (unión de los diversos partidos políticos), junto a los estudiantes, empresarios y las masas populares, la cual tomó un carácter unitario que prestó el apoyo necesario a los oficiales alzados.

Luego de muchos acontecimientos, el 23 de enero de 1958, los venezolanos celebraron la caída de Pérez Jiménez, a la vez que protestan por la presencia en la Junta de Gobierno de Casanova y Romero Villate, reconocidos miembros del perejimenismo; quienes finalmente fueron obligados a renunciar y reemplazados el día 24 de enero, por dos representantes del gremio empresarial y oligárquico venezolano como son Eugenio Mendoza y Blas Lamberti.

Y fue así que se inició la etapa de 40 años de la llamada «democracia puntofijista», cuya primera acción fue dirigida a impedir la participación directa del pueblo venezolano en las decisiones cruciales para la nación, favoreciendo a aquellos sectores dominantes y representativos de las fuerzas conservadoras, que lograron establecer un sistema afín a los intereses de las compañías transnacionales de las grandes potencias y en contra de la soberanía popular y la independencia de Venezuela.

Entradas relacionadas