Saltar al contenido

2 de febrero – Virgen de la Candelaria

La Virgen de la Candelaria es conocida como la patrona de las Islas Canaria y las Islas de Tenerife, pero es venerada en nuestro país en diferentes estados y parroquias de gran importancia como en la cuidad de caracas, valencia, etc. Sin embargo, en el Estado Mérida es donde mayor relevancia tiene esta celebración.

Virgen de la Candelaria

Te puede interesar: Inscripciones LUZ 2016

La verdadera historia sobre La Virgen de la Candelaria, como muchos ya conocen, es una advocación (una alución) de la Virgen María. La leyenda indica que la aparición de esta figura religiosa se encuentra en las islas anteriormente mencionadas, nunca se ha podido definir la fecha ni el lugar específico de su primera aparición y el origen de la creencia en sí. Sin embargo, la tradición cuenta que tal hecho ocurrió en la desembocadura del río Chimisay, municipio canario de Guimar 95 años antes de la conquista, de ser así su aparición sucedió en los años 1400 o 1401.

La historia fue escrita por Fray Alonso de espinosa (sacerdote e historiador español del siglo XVI) en el año 1594. La capilla original se encontraba en la Isla de Tenerife que desapareció luego de un vendaval (viento extremadamente fuerte y violento).

Festividad:

El 2 de febrero se considera el cierre de ciclo católico de purificación, se celebra a través de bailes en hileras al sonido de las maracas para dar inicio a la temporada agrícola. Los bailarines usan trajes de muchos colores: blusones de tafetán, borlas y aplicaciones deslumbrantes, capas marcadas con muchos festones, sobreros de ala ancha con plumas y medias largas. Las danzas se inician desde muy temprano y la realizarán pobladores de la zona y gente venida de afuera con el fin de pagar promesas. Los promeseros se presentan en la capilla del pueblo a buscar a la virgen que será llevada a la Plaza Bolívar, siendo este el momento preciso para comprar velas de sebo de color amarillo las cuales serán bendecidas en la santa misa que oficiara el padre de la parroquia, según la tradición las velas de La Candelaria se conocen también como las velas del alma y son usadas para ayudar a bien morir a todos aquellos que se encuentran en peligro de muerte, concluida la misa la virgen será sacada en procesión por los vasallos.

El capitán de la cuadrilla comenzará a realizar las peticiones que le han de ser hecha a la santísima virgen. En su segunda etapa se escuchará la música y los vasallos iniciarán los bailes que concluirán después del mediodía Siguiendo con la tradición, los vasallos danzarán, al día siguiente, y lo harán con un baile llamado “El entierro del Gallo”, basado en raíces africanas, algo que no debe extrañarnos ya que en las cercanías de La Parroquia se encontraba un trapiche en donde habían esclavos de origen africanos. El baile consiste en una especie de ritual donde es puesto un gallo vivo en una caja o canasta que será sacrificado. Al gallo se le tapan los ojos y uno de los vasallos, quien ha de tener un azote en sus manos que servirá para azotar a los vasallos poseídos por el espíritu del gallo, los vasallos danzaran en círculos en forma delirante saltando de un lugar a otro siendo perseguidos por el que tiene el azote que comienza a golpear a los vasallos por las piernas, terminado la danza cuando uno de los vasallos, simulando caer en trance, cae desmayado. Cada día es mayor, en nuestro país, la devoción a la santísima virgen de La Candelaria, lo cual nos lleva a pensar que la fe de nuestro pueblo jamás morirá y mucho menos cuando tenemos la presencia de la madre de Jesús en nuestras oraciones y devoción.

Diferentes representaciones:

La Virgen de la Candelaria

Virgen de la Candelaria

Entradas relacionadas