Saltar al contenido

Filial de Mitsubichi en Venezuela fue comprada por el gobierno

MMC Automotriz, empresa que comercializa en Venezuela las marcas orientales Mitsubishi, Fuso y Hyundai, fue adquirida por el Grupo Sylca (ensambladora de vehículos Chery), así lo confirmó la filial venezolana en un comunicado emitido el día de ayer. También informaron que se encuentran en negociación, para mantener los acuerdos de comercialización de las tres marcas que representan en el país, además la compañía se comprometió a mantener a la directiva actual, la estabilidad laboral de los trabajadores, la red de concesionarios y la generación de empleo en el estado Anzoátegui.

Mitsubishi Consesonario

Le puede interesar: Venezuela Productiva Automotriz

El comunicado llega una semana después de firmado el acuerdo de venta en Japón entre la Corporación Sojitz, que hasta la semana pasada fue el socio mayoritario (98%) de la ensambladora y Sylca, compañía que además es propietaria de Cenareca, empresa que presta servicios de repotenciación de vehículos a la Fuerza Armada Nacional.

En el documento no se detalla qué pasará con el 2% de las acciones que estaban en poder de CIF (Consorcio Industria Fabril), empresa perteneciente al grupo Zingg, propietario inicial de la planta.

La negociación mediante la cual el conglomerado empresarial japonés Sojitz Group se desprendió de su empresa MMC Automotriz en Venezuela, se concretó el pasado jueves 10 de diciembre, de acuerdo con la información dada a conocer este lunes.

Pese a no estar operando en su plenitud, su nómina alcanza en la actualidad entre 1.300 y 1.400 trabajadores. Próxima a cumplir 30 años de operaciones de ensamblaje, actualmente de sus líneas salen automóviles y camionetas Mitsubischi, así como camiones Fuso. Hasta hace pocos años MMC Automotriz también ensambló vehículos Hyundai.

La empresa mantiene la distribución de las tres marcas con concesionarios en todo el territorio nacional, como tal es responsable de la asistencia técnica, repuestos, para atender el parque de centenares de miles de vehículos que suman en el mercado venezolano.

Recuento

La venta de la planta decreta la muerte de MMC Automotriz, empresa fundada en 1990 tras un acuerdo suscrito entre el venezolano Consorcio Industrial Fabril (CIF), propietario de la planta y el grupo japonés Iwai, germen de la que luego sería Corporación Sojitz. Inicialmente, Sojitz era propietario de 49% de la empresa, pero con el tiempo se fue apoderando de más acciones hasta detentar 98% del capital.

Desde sus comienzos, MMC ensambló la marca japonesa Mitsubishi y en 1996 comenzó la producción de la coreana Hyundai, firma que rescindió el contrato tecnológico en 2012, como consecuencia de los terribles resultados de la operación y en atención a un reajuste en sus actividades en América Latina.

MMC Automotriz era la más importante empresa privada en Barcelona, estado Anzoátegui, donde se ha convertido en el principal contribuyente al fisco nacional en esa entidad federal y el mayor municipal en el ayuntamiento barcelonés.