Saltar al contenido

Tradiciones navideñas de los venezolanos se convirtieron en lujos

La navidad es la festividad favorita de muchos, la libertad de decorar los hogares como la imaginación lo desee y la tan esperada cena navideña, hace de esta una de las mejores fechas festivas del año, sin embrago para los venezolanos la historia no es la misma, pues mucha de esas tradiciones se convirtieron en un lujo al alcanzar valores monetarios excesivamente altos, casi imposibles de cubrir por muchos en el país. Por esta razón hemos recopilado los diferentes gastos que debe realizar un venezolano para poder vivir una navidad tradicional.

Tradiciones navideñas de los venezolanos se convirtieron en lujos

No dejes de ver: 25.000 bolívares para preparar el plato navideño

Una familia camina por los pasillos de una tienda en Caracas en busca de juguetes para sus tres hijos varones. Con lentitud van agarrando aquello que a la vista parezca “bueno, bonito y barato“; pero los juguetes para niños no bajan de 5 mil bolívares.

El padre se emociona al ver unos carros de juguete con colores bonitos, que sabe que le van a gustar a por lo menos dos de sus hijos. Pero toma la caja y ve el precio: Bs. 7.500. La deja en su lugar y la emoción se convierte en angustia, pues José es el único sostén económico de la familia y se pregunta cómo hacer para poder darle a sus hijos un regalo decente para navidad sin perder el dinero para alimentarla.

En las vitrinas de las tiendas hay juguetes y artículos navideños. Sin embargo, solo se llenan con miradas, pues los precios asustan a quien se atreva a observar las etiquetas: todas tienen más de cuatro ceros.

Altos precios en juguetes preocupan a los padres venezolanos

<

En cada local, madres y padres de familia merodean entre los pasillos con caras de asombro al ver los precios “navideños“. Otros aún pasan roncha comprando útiles escolares, para completar la lista que comenzaron a pagar desde hace dos meses cuando inició un nuevo año escolar. Para ello aprovechan las utilidades.

Muchos padres se cuidan de llevar a sus retoños a las tiendas. Así evitan que se emocionen con cosas que no van a poder recibir en noche buena.

CARÍSIMOS

Superhéroes en Bs. 5.500, pistas de carreras en Bs. 17.000, carritos a control remoto pequeños desde Bs. 8.000 y Bs. 35.000 y motos a batería en 90.000 bolívares. Entre los juguetes diseñados para niñas hay un sin fin de muñecas vendidas con sus accesorios por separado: Las que tienen nombres parecidos a la famosa Barbie llenan de color las tiendas con precios desde Bs. 6.200, más la caja de accesorios que tiene un valor adicional de 4.800 bolívares.

También se encuentran los bebés de marcas diferentes alrededor de Bs. 13.000, y algunos juegos de maquillaje que no bajan de 5.000 bolívares. Existen otras opciones, como juegos de mesa para la diversión familiar siempre por encima de Bs. 7.000, y que pueden llegar a un costo de 14 mil bolívares.

Los bolsillos se hacen insuficientes. No hay presupuesto ni sueldo mínimo que valga, aun con el último aumento decretado por Nicolás Maduro el pasado 26 de octubre, que lo elevó a Bs. 9.648,16.

Tradiciones navideñas de los venezolanos se convirtieron en lujos

Debido a esto, optan por comprar la vestimenta de estreno para navidad y año nuevo, aunque esto se dificulta pues los precios de la ropa para niños les cae como un balde de agua fría: un conjunto de navidad para niños pequeños se consigue entre Bs. 2.500 y Bs. 6.800, aunque algunos alcanzan los 8 mil bolívares. Para los mas grandes, la ropa puede exceder los Bs. 10.000 por pieza, convirtiendo una “pinta” de navidad o año nuevo en un costo de más de 20 mil bolívares por persona.

RECICLAR ADORNOS

Es tradición del venezolano el adornar la casa desde noviembre con colores navideños y lanzar el cableado de luces característico de la temporada por los balcones y ventanas de las casas. El arbolito de navidad es objeto primordial en los hogares que se quieren llenar del espíritu y alegría navideña. Pero los precios son para correr.

Un arbolito artificial de 1.8 metros se consigue desde Bs. 25.000 hasta Bs. 32.000, más la base para sostenerlo que tiene un valor de Bs. 5.000 -la más económica. Otros pinos de mayor altura pueden llegar a costar Bs. 68.000, Bs. 78.270 y el de 2,45 metros llega a costar 100.212 bolívares. Y son de plástico.

Después de tener el árbol se necesita alumbrarlo con aproximadamente 400 luces, es decir, cuatro cajas de 100 luces que tienen un valor desde Bs. 2.250 hasta Bs. 7.100 según su tipo. El gasto se convierte entonces en 9 mil bolívares por cuatro cajas de luces. Y la cuenta sigue.

Costos para adornar un árbol navideño

Para adornarlo se requieren, por lo menos, 40 bolas de navidad más otros accesorios según el gusto de la familia. Si de adornos se habla no hay escasez que valga, pues hay mucho para escoger. Para navidad sí hay bolas: un paquete de 12 pequeñas tiene un valor de Bs. 2.500; de 32 bolas en Bs. 7.400, 42 bolas rojas en Bs. 11.050 y paquetes de 100 bolitas en 12 mil bolívares. Se consiguen algunas bolas que se venden por unidad y en colores más llamativos, pero cada una cuesta entre 780 y 2.700 bolívares.

Entre otros accesorios se encuentran cintas decorativas entre dos mil y cinco mil bolívares, adornos colgantes en Bs. 1.800 y flores en 3.200 bolívares. Para adornar la casa, más allá del árbol, los precios pueden llegar superar los 30 mil bolívares según su tipo.

Algunos merodeadores comentan en los pasillos de las tiendas navideñas que deberán reciclar los adornos del año pasado: “será que ponga los mismos adornitos de siempre y las luces con la mitad de los bombillos malos“, comenta una señora que busca ofertas; tarea difícil. Otros se reían de los costos: “¿Un adornito para el arbolito en Bs. 1.700? Entonces tendré que gastar 50 mil para poder llenar mi arbolito“.

SIN CLIENTES

Dueños y empleados de tiendas de navidad afirman que las ventas han estado muy bajas en comparación con el año anterior, y que se han visto en la obligación de bajar los precios a pérdida para poder vender la mercancía que se encuentra en las vitrinas desde finales de octubre.

Hay muchos `me gusta’, pero plata no hay“, afirma Carmen, una señora mayor dueña de una tienda de navidad ubicada a las afueras de la ciudad, quien explica que “hay que guardar plata para la comida” y que actualmente “es muy difícil tomar la decisión de gastar tanto dinero por un adorno de navidad cuando la inflación semanal se lleva el sueldo en comida“.

Otros empleados de distintas tiendas concuerdan con que las ventas han sido reducidas. “Hay días en los que si entran tres clientes es un logro, y si compran, pues mucho más“, afirma un empleado de la tienda, quien también certifica que los precios de los artículos de navidad este año superan el 300% en comparación al año anterior. “Un paquete de 100 luces costaba, en 2014, 800 bolívares y ahora cuesta Bs. 2.250“.

Advierte que los precios pueden aumentar cuando se acerque más la temporada de navidad, donde “esas mismas luces de dos mil pueden llegar a costar 3.000 o 3.500 bolívares“.

Ventas caídas en las tiendas de artículos navideños

También te puede interesar: Sueldo mínimo alcanzará solo para 3 panes de jamón

Las miradas bajas de los padres al ver los precios tan altos para las compras de la temporada navideña se deben a la dificultad por parte de los comerciantes para acceder a las divisas necesarias para las importaciones, que a su vez condicionan la reposición de inventarios y las estructuras de precios de los productos.

Según la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, las políticas del Estado, como los controles y el cierre de la frontera con Colombia, no han dado los resultados esperados, pues para ella no ha mejorado el abastecimiento de los productos para afrontar la temporada decembrina. Las importaciones son manejadas por el Gobierno ante la falta de producción interna y de cara a las elecciones del próximo 6 de diciembre para “crear una sensación de abastecimiento“.

Los precios para la fecha reflejan un aumento con respecto al año anterior de un 500%. La típica botella de ponche crema, por ejemplo, actualmente tiene un valor de 1.800 bolívares; lo que equivale a más de cinco veces del precio que reflejó en 2014, cuando la misma botella tenía un valor de 350 bolívares.

Lo mismo se observa con todos los productos navideños. El pan de jamón que “por ley” tiene que estar en cualquier mesa de navidad, tenía un costo en 2014 de Bs 600; hoy, se puede conseguir en el mercado en un valor de 2.500 bolívares.

Aumento de los precios

TRADICIONES PERDIDAS

Cada año se le complica más al venezolano cumplir con esas tradiciones que desde pequeños han disfrutado. Una cena navideña conlleva un gasto muy alto y las familas optan por comprar la cantidad exacta de hallacas para la familia. Si se adorna una casa con luces y muñecos, corren el riesgo de que les roben el cableado y que al despertar no consiga los adornos en el jardín. Adornar un arbolito de navidad ya se convierte en lujo y debajo de él no estarán los regalos que muchos quieren, sino los que pueden ser costeados.

Mientras tanto José, aquel padre y único sostén económico familiar, sale de la tienda para “patear” por la calle a ver si consigue algo más económico para sus hijos.

Al salir, un niño, hijo de un vendedor ambulante, corre y juega en la acera con un carro roto envuelto en teipe, diciendo: “Papá, papá, por fín arreglé mi carrito“.

Costos para la preparación de hallacas

PRECIOS CAMBIANTES

Lesvia Carmona se dedica a la venta de las hallacas en temporada navideña desde el año 1993, cuando las vendía a bolívares débiles 150 (Bs. 0,0150 bolívares de los “fuertes). En 2014 vendió sus hallacas en Bs. 335.

Este año empezó a venderlas desde principios de octubre a 550 bolívares y aumentó en mediados de mes a 690 bolívares, pero no da precios de su producto al menos que lo compren de inmediato.

¿La razón? Una inflación que se consume el dinero de inmediato semana tras semana: “Hoy me gasté 7 mil bolívares en comida, pero hace tres días me gasté 7 mil bolívares más. Estamos hablando de que mensualmente uno debería tener 50 mil bolívares para gastar en comida. ¡Ese no es mi sueldo!“.

A principios de octubre, cuando compró los ingredientes, el pimentón, por ejemplo, estaba a Bs 350 el kilo. Ahora lo consiguió a 690 bolívares. “Los precios de las hallacas hay que decirlos dependiendo del costo del producto“.

Para cocinar sus hallacas, Lesvia Carmona compra los ingredientes en el mercado de Quinta Crespo, donde consigue los alimentos de buena calidad, aunque a un precio más elevado.

DE 50 A 4

Anteriormente, los clientes compraban hallacas al mayor para tenerlas guardadas en su casa: “pedían 30, 50 hallacas para llevar. Hoy piden apenas cuatro para una cena familiar, dos hallacas `para iniciar la navidad’… El precio no ayuda para rendir el sueldo y los gastos de la gente“. Es muy dificil para una persona con sueldo mínimo comprar 5 hallacas en Bs 3.450 para una cena familiar.

Costo de la cesta navideña

Y ORGULLOSO

El vicepresidente de la República Jorge Arreaza informó el pasado jueves 12 de noviembre que al puerto de La Guaira llegaron productos de la época decembrina los cuales serán distribuidos a los sectores públicos y privados para que el pueblo venezolano pueda acceder a ellos.

Con orgullo de ser un país “soberano” que importa hasta eso, informó que llegaron al país pinos naturales, pernil, adornos navideños, alimentos para la navidad y juguetes. En total, arribaron 207 contenedores de juguetes para un total de 1.600 unidades; 63 contenedores de pernil; 36 contenedores de alimentos navideños; 16 contendores de pinos y 28 contenedores de adornos navideños.

El cargamento de juguetes le costó al Estado venezolano 50 millones de dólares.

Información cortesía de TalCual