Saltar al contenido

¿Podrá la oposición solventar las necesidades del venezolano?

Mucho cometan la pobre campaña a la que se acata el oficialismo, como decimos aquí ¡más de lo mismo! ofreciendo patria por doquier, los rojos se aferran a lo único que les queda, regalar antes de las elecciones, comprar votos, y ofrecer rebajas en precios que al final a afectan más a unos que otros, poco a poco pierden una guerra avisada y el declive de una ideología política que no resulto es lo único que quedará de la “revolución bonita“. La otro interrogante no menos importante ¿Podrá la oposición solventar todas las necesidad que sufre hoy el pueblo venezolano?.

Parlamentarias 2015

Te puede interesar: Las Verdades de Miguel 558 – 20 de noviembre del 2015

Plena campaña electoral, la que quizás será la más reñida competencia desde que comenzó la revolución bolivariana, dado que casi todas las encuestas dan a los opositores como ganadores de la contienda del 6 de diciembre ¿Será eso posible? Bueno, todavía quedan algunos días que caminar, de manera que los números pueden mejorar o empeorar para cualquiera de los dos.

¿Qué ofrecen los oficialistas a los que sufragaremos? Bueno, seguir teniendo patria, importantísimo; el continuar con un pueblo protagónico, maravilloso; radicalizar la revolución, estupendísimo y continuar ahondando en la felicidad que a trocha y mocha, contra todo tipo de guerra a la que tienen sometido al Gobierno. Uno de los más importantes líderes del proceso expresó días atrás el argumento más vigoroso y convincente del oficialismo:Solo el proyecto social que impulsa la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez, que está signada por el espíritu del Libertador se hacen valer y garantizan los derechos y la dignidad del pueblo“.

Asamblea Nacional La verdad es que las únicas explicaciones que uno puede encontrar para que vayan abajo en las encuestas, son los resultados de una guerra, que va perdiendo el Gobierno en todos los campos, o el fracaso rotundo del sistema. Hay quienes dicen que ni los chavistas votarán a favor del status ¿Será eso cierto?. De su parte, la oposición dice que, ganando la Asamblea Nacional, podrán poner fin al desmadre al que los psuvistas tienen sometido al país. Según ellos son muchísimos los problemas: Desabastecimiento, inflación, inseguridad de todo tipo, desinversión con la consecuencial caída del PIV, retraso educacional y pare de contar, porque todos y cada uno de los males que sufre el país se los achacan a los que nos conducen desde el Ejecutivo Nacional.

¿Y podrán hacerlo? Bueno, para eso, primero deben ganar las elecciones parlamentarias y, al menos, tener un diputado más que el oficialismo. Ese solo, hecho, según señalan, no solo acabaría con la directiva del Legislativo en manos del partido de gobierno, lo que significaría un duro golpe político, sino que le correspondería, de acuerdo al artículo 187 de la Constitución Nacional, entre otras atribuciones, por señalar algunas que complicarían el escenario, las siguientes: ejercer funciones de control sobre el Gobierno y la Administración Pública Nacional; decretar amnistías; discutir y aprobar el presupuesto nacional; autorizar los créditos adicionales al presupuesto y, censurar a los funcionarios más importantes del gabinete Ejecutivo.

<

Si llegaran a obtener tantos curules para tener las 3/5 quintas partes de la Asamblea, le pondrían las cosas muy complicadas al presidente Maduro en lo que queda de su período gubernamental. Por citar un ejemplo, les señalo que de acuerdo al artículo 240 de nuestra Constitución, la aprobación de una moción de censura al Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, por una votación no menor de las tres quintas partes de los integrantes del Parlamento, implica la remoción del funcionario. Sin embargo no podrán excederse en lo relativo a la remoción del Vicepresidente Ejecutivo. En efecto, si ello ocurre en tres oportunidades dentro de un mismo período constitucional, como consecuencia de la aprobación de mociones de censura, la disposición en comento faculta al presidente de la República para disolver la Asamblea Nacional. El decreto de disolución conlleva la convocatoria de elecciones para una nueva legislatura dentro de los sesenta días siguientes a su disolución, salvo el último año del período constitucional de la Asamblea.