Saltar al contenido

OLP: “la máquina del mal”

Debido a la gran oleada de bandas y criminales que azotan al país desde hace años se crea la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) como una iniciativa para garantizar la seguridad del “pueblo venezolano“. Dicha “operación” ha llegado a considerarse como un acto de brutalidad por parte de algunos dirigentes políticos, pero, ¿Habrá hecho bien el gobierno al haber presentado estos tales “planes de liberación”? Es aquí donde nos detenemos un momento y marcamos una pequeña brecha en la que pudiésemos decir si está bien o no que dicha operación sea la única medida que permita eliminar el crimen que existe en los barrios, lugares en donde se refugian estas peligrosas bandas.

OLP en Cota 905

También le pueda interesar: Maduro quiere poner mano dura en contra de la “guerra económica”

El propósito

La OLP fue creada de un día para otro, como si el gobierno se diera cuenta así no más de la inseguridad que corre el venezolano al salir a la calle e incluso estando tras las paredes de su propio hogar. Su propósito es simple: desarticular desde su raíz a aquellas bandas cuya operatividad se encuentra en lo más profundo de los barrios más peligrosos del país, combatiendo de una forma u otra la ficticia “guerra económica“, algo que no tiene absolutamente nada que ver con el hampa que curra en la oscuridad de la noche.

Miedo = Medidas Desesperadas

El Gobierno está asustado, es claro, pues pretende acabar por completo con la delincuencia provocada por el mismo, lanzado operaciones “bomba” como solución a una crisis que fue generada por sus propias contradicciones y desaciertos que se fueron acumulados por más de quince años de descontrol y mala gestión, lo que desató esta situación que acorrala al venezolano hoy en día, ¿o no?

Cahvez y Ministro de Defensa Antes (cuando Chávez) solo se le echaba la culpa a quien se le había designado que combatiera con la inseguridad y la delincuencia, es decir, al ministro de la defensa. Pero eso no acaba ahí, pues aunque le competía al ministro también era de incumbencia para el mismo gobierno, ya que era este quien debía de observar y aportar ideas para atacar la criminalidad.

Ahora el gobierno culpa al venezolano, por haberse vuelto tan violento y degenerado (así como lo lee) dejando atrás los valores y costumbres “pacificas” que nos caracterizaban.

<

Los hechos

Delincuentes Detenidos por OLP El 13 de mayo comenzaron los operativos en Aragua, específicamente en el sector San Vicente, dejando un saldo de 3 muertos (según reportes) y más de 860 detenidos de los cuales solo 16 de estos serían presentados en el Ministerio Público. Días después ocurrió el despliegue en la cota 905el Cotazo” en Caracas, dejando a más de 16 muertos y al menos 134 detenidos, pero se dice que estos datos no fueron los reales pues habitantes de la zona afirmaron que el número de fallecidos pudo haber llegado a más de 30.

Una vez que las operaciones llegaron a Caracas, se allanaron edificios enteros de la Misión Vivienda resultando fallida la “misión” pues lo único que encontraron fueron algunos bachaqueros, pero ningún cabecilla de alguna banda solicitada.

Llegaron a Valencia, la segunda ciudad más peligrosa de Venezuela. Se conoce que el despliegue fue de casi 800 efectivos en donde resaltaban la ZODI Carabobo, el Zonal 41 de la GNB, Sebin, CICPC, PNB, CONAS y Policías del estado, logrando capturar a solo 19 delincuentes y dejando a más de 30 en el piso. Estos operativos se realizaron en la madrugado en los sectores de Las Palmitas, parroquia Rafael Urdaneta y Parcelas de Socorro, de Miguel Peña, al sur del municipio Valencia y el barrio Mañonguito al norte de Valencia, así como en el barrio Santa Lucía en el municipio Puerto Cabello.

Hasta los momentos se conoce que la OLP ha logrado desarticular a 87 bandas criminales en todo el territorio venezolano.

La Verdad

Hay que tener en cuenta que la OLP es una medida de bastante posición, pues si el gobierno está “asustado” por lo que está pasando, su popularidad decae de manera brusca al no tener al “pueblo” feliz, como dicen algunas persona, si el que gobierna no sirve nos buscamos a otro. Aquí es donde llegamos al punto ¿Quiénes fueron los que dijeron que el hampa los tenia ahorcado? claro está, que fueron los mismo venezolanos, pero el grupo al que la delincuencia mata todos los días, ya que el otro sector se encuentra “cómodo” gracias a las medidas que propuso el gobierno.

Cierto es que la única verdad que arropa a Venezuela es la inseguridad, y que dichos operativos solo podrían servir como algún tipo de pancarta política, favoreciendo y nutriendo el ego de la revolución.

La situación, por lo tanto, es más delicada de lo que públicamente se conoce pues, la gente terminaba atribuyendo el auge de la criminalidad al matón de la esquina, al policía corrupto o la “falta de valores”. La responsabilidad se vuelve cada vez más fuerte, fíjense que incluso los chavistas se culpaban a ellos mismos por haber estado al lado de un hampón en mal lugar y peor hora.

Pero según los rojos rojitos, con Maduro esta realidad ha cambiado, porque mediados del año pasado las encuestas comenzaban a asomar un creciente descontento que le asigna directamente a él la culpa por el hampa sin freno y es en este contexto que se se desarrolla la famosa OLP.

Las Mentiras

Guarda Nacional OLP

El despliegue de todos los componentes castrenses en esas operaciones solo busca cultivar terror y miedo como un compromiso colectivo, pues los operativos no garantizan la seguridad.

El fracaso es inminente, dicho y asegurado por la oposición e incluso por el mismo chavismo revolucionario anti-imperialista. Pero entonces, ¿Quién los entiende? si fueron ellos mismos los que los propusieron, cuando en su momento decían que era “todo un éxito” y que iba como ellos querían.

Chávez y el hijo de la revolución Abrimos un paréntesis para mencionar que el difunto Hugo Chávez hizo el intento de “limpiar la delincuencia” con la famosa misión “A toda vida Venezuela”, y adivinen, también fracaso e incluso aumentó la inseguridad.

Consecuencias

Solo quieren dar la impresión de “mano dura” no hace falta un plan o proyecto, no hay que explicar un antes y un después. Mostrar fotos con las armas, de los francotiradores con pasamontañas, las tanquetas y los helicópteros, patear algunas puertas y dejar que los policías salden las cuentas pendientes con los “malandros“, estas operaciones son pura farándula y publicidad.

Eso demuestra que las OLP se llevan a cabo sin inteligencia previa, se van con todo a diestra y siniestra contra los verdaderos azotes, pero no le temen herir y malograr a los ciudadanos indefensos mientras se lleva a cabo la “misión limpieza” como le dijo Maduro por error a la OLP.

También es bueno mencionar las agresiones que se han generado en las calles, específicamente lo que ha pasado recientemente con algunos periodista del canal Venevisión, El Carabobeño, Notitarde, La Calle, quienes fueron hostigados mientras se encontraban cubriendo los reportajes de la OLP. Este hecho refleja lo crudo del desarrollo del despliegue policial.

Con todo esto no se quiere generar conflictos, ni tampoco ideales, solo se quiere tocar este tema de forma concisa, pues nadie se atreve a hablar sobre estas operaciones quizás por miedo o incluso para no generar controversia alguna ya que ese movimiento que se está desarrollando en la calle es bastante delicado.