Saltar al contenido

Obras del Metro de Caracas entregadas a transnacional brasilera

No es un secreto para nadie, que muchos de los “grandes proyectos” que se realizan en el país, están a cargo de empresas extranjeras. Este es el caso de la trasnacional brasilera Odebrecht a la cual se le adjudico la construcción de algunas de las estaciones del metro de Caracas, así lo reseño una trabajadora que tenia más de 20 años trabajando en la empresa estatal. Los jugosos contratos de Odebrecht tienen origen desde que estaba en la presidencia Hugo Chávez, puesto según algunas investigaciones, gracias a la estrecha relación que mantenían Luiz Inácio da Silva y el fallecido presidente venezolano, se realizaron grandes planes que hasta la fecha no se han culminado.

EL metro más caro de la historia- Notilogia

Te puede interesar: Maduro presentará nueva reforma tributaria

“La Línea 5 del Metro de Caracas no se sometió a licitación sino que fue prácticamente una selección a dedo por intereses binacionales”, denunció una ingeniera civil que trabajó durante 23 años en la compañía estatal y prefirió no revelar su nombre. La denuncia tiene sustento debido a que en los anteriores proyectos del subterráneo capitalino se realizaban las contrataciones mediante licitación y en esta ocasión Odebrecht fue adjudicada sin concurso.

Sin embargo, las preferencias administrativas del Ejecutivo nacional en garantizar cuantiosos contratos a la empresa brasileña que tiene vinculación con el expresidente Luiz Inácio da Silva (que de acuerdo a investigaciones conseguía los contratos a través de su estrecha amistad con mandatarios como Hugo Chávez), lo que ha generado son retrasos en las obras, al punto que de acuerdo a la ficha técnica el tramo de 10 estaciones que debía ser inaugurado en diciembre de 2015 debe esperar al menos nueve años más, pues sólo está en planes la inauguración de una estación.

Entrega de Proyecto- Notilogia

En febrero de 2014, el entonces secretario ejecutivo de la ONG Familia Metro, Luis Román, denunció que el consorcio brasileño es el que “pone las reglas del juego”, pues al ser ellos los encargados exclusivos de las obras del Metro, los ingenieros venezolanos, que eran muy cuidadosos en el cumplimiento de la normativa de Metro, fueron apartados. “Hoy en día los que mandan son los que construyen y no los que contratan”, agregó.

<

Asimismo, la ingeniera civil que prefirió obviar su nombre atribuyó la libertad que da el Metro a Odebrecht para imponer las normativas es por intereses monetarios y conveniencia geopolítica para quedar bien con Lula y Dilma Rousseff. “La compañía Metro acepta las condiciones porque mucha gente se está lucrando y, cuanto más se apruebe, más se gana, las comisiones son mil millonarias. Mientras las cúpulas que manejan el Metro se embolsillan el dinero, a la institución lo único que le queda son obras mal hechas con enormes problemas de mantenimiento”, dijo.

Lula y Chávez- Notilogia

Recursos por doquier

El 5 de septiembre de 2012 el fallecido Hugo Chávez le anunció al país habían sido aprobados 3.992 millones de dólares para construcción del tramo ferroviario, recursos provenientes del cuestionado Fondo Chino, el Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) y el Banco de Desarrollo de Brasil, a través de la alianza con Odebrecht.

En 2009, el entonces ministro de Economía y Finanzas Alí Rodríguez Araque, informó que tras la firma de un plan de inversión del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), de Brasil, fueron aprobados 219.300 millones de dólares para la Línea 5 del Metro.

Tres años después, específicamente el 11 de agosto de 2015 el entonces ministro de Transporte Terrestre y Obras Públicas, Haiman El Troudi, señaló que solamente en la infraestructura de la estación Bello Monte (que será inaugurada en los próximos días luego de ser prometida durante cuatro años), se habían invertido 300 millones de dólares.

Información de El Cooperante