Saltar al contenido

Maduro revisará caso de espionaje a PDVSA

Luego de finalizar la inauguración del sistema de Bus Cayaurima en el estado Anzoátegui la noche de ayer, el mandatario nacional Nicolás Maduro, anunció que será enviada una nota de protesta a los Estados Unidos exigiendo la revisión inmediata del espionaje a los trabajadores de la petrolera nacional PDVSA, quienes afirman haber sido espiados por el ex contratista del servicio de inteligencia de Estados Unidos Edward Snowden en 2011. La agencia pudo haber espiado comunicaciones del presidente de la productora, Rafael Ramírez.

Nicolás Maduro

No deje de leer: Acusado tesorero de PDVSA por lavar dinero del narcotráfico

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, puso en revisión el miércoles las relaciones diplomáticas con su enemigo ideológico Estados Unidos, luego de que supuestos archivos de inteligencia filtrados revelaron que Washington espió a la petrolera estatal PDVSA.

Un documento fechado en el 2011 y que según el canal Telesur fue aportado por Edward Snowden, ex contratista del servicio de inteligencia de Estados Unidos (NSA), sostiene que la agencia interceptó las comunicaciones de Petróleos de Venezuela , incluyendo las del entonces presidente de la firma, Rafael Ramírez.

He ordenado una investigación. He ordenado a la canciller que cite mañana al encargado de negocios de los Estados Unidos, y le entregue una nota de protesta. Y le he ordenado que iniciemos una revisión integral de la relación con el Gobierno de los Estados Unidos”, dijo Maduro en un acto televisado.

El presidente agregó que el espionaje se mantuvo durante una década, y abarcó las comunicaciones de unos 10.000 trabajadores.

<

“Yo iré anunciando las decisiones que vaya tomando para que el Gobierno de los Estados Unidos le pida perdón al pueblo de Venezuela por este agravio que ha cometido”

Desde la asunción del fallecido Hugo Chávez en 1999 las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos se volvieron tirantes al punto que en el 2008, el líder socialista expulsó al embajador estadounidense en Caracas.

Desde entonces ambos países carecen de embajadores oficiales, y los encargados de negocios de sus respectivas delegaciones son los funcionarios diplomáticos de mayor rango.

Ni la embajada de Estados Unidos en Caracas ni el Departamento de Estado de ese país pudieron ofrecer comentarios de inmediato.

Luego de que Maduro asumió como presidente en el 2013, ambos socios comerciales mostraron interés en retomar sus relaciones, pero las conversaciones se han visto trabadas por las continuas acusaciones de desestabilización de funcionarios estadounidenses en Venezuela.

Según el documento de la NSA, que no pudo ser confirmado por Reuters, un contratista del servicio intervino el correo interno de PDVSA, obteniendo los datos de Ramírez y su junta directiva, como correos personales y números telefónicos, así como miles de direcciones de IP.

Cortesía de: Sumarium