Saltar al contenido

Líder de ataques en París murió en riña policial

Abdelhamid Abaaoud, líder y cabecilla de los ataques organizados en París del pasado viernes, fue abatido a tempranas horas de la mañana de ayer tras enfrentarse al cuerpo policial que se encontraba localizando a los autores de los atentados. Un teléfono celular fue la pista que dio con el paradero del terrorista, el cual se encontraba en un cesto de basura cerca del teatro Le Bataclan, donde fallecieron al menos 90 personas incluyendo a un venezolano, según los reportes oficiales. Abaaoud se encontraba en un apartamento muy cerca de del Estadio Nacional de Francia, al norte de París.

No deje de leer: Francia desataría una posible tercera guerra mundial

El dispositivo móvil fue la clave de toda la operación terrorista, en el cual se encontraba un mensaje de texto diciendo “Vamos, que estamos empezando“, minutos antes de que se produjera la masacre en el teatro. Además en el teléfono habría información sobre un apartamento en Alfortville, que fue alquilado por Salah Abdeslam (hermano de Abdelhamid Abaaoud) días antes del atentado.

Rue du Corbillon Un operativo policial llegó al tercer piso del edificio en la Rue du Corbillon, encontrando en su interior a 5 individuos. Luego de la riña efectuada al momento que los efectivos ocuparan el departamento, descubrieron que allí se hacia presente el líder de los atentados.

Abdelhamid Abaaoud acaba de ser formalmente identificado, tras comprobar los restos papilares, como uno de los que resultó muerto en el asalto llevado a cabo por la RAID (la unidad de élite de la Policía) en la calle Corbillon de Saint-Denis en la noche del 18 de noviembre. Se trata del cuerpo descubierto en el edificio, acribillado de impactos”, precisa el comunicado de la fiscalía de París.

El fiscal de París, François Molins, dijo que se sigue investigando la identidad de los fallecidos, pero que ni Abaaoud ni otro de los sospechosos huidos, Salah Abdeslam, están bajo custodia policial.

<

En la vecina Bélgica, donde vivían muchos de los atacantes de París, el primer ministro Charles Michel anunció el día un paquete extraordinario de medidas contra el terrorismo y dijo que se destinarán 400 millones de euros – unos 427 millones de dólares- para ampliar la lucha contra esta amenaza.