Saltar al contenido

Estudiantes universitarios abandonan sus estudios por los paros

Las universidades autónomas del país se encuentran paralizadas y los profesores se niegan a iniciar labores hasta que el Gobierno venezolano salde su deuda salarial con ellos, por su parte los estudiantes universitarios se encuentran en total descuerdo con ésta decisión, ya que corren el riesgo de perder su semestre o año de estudio, por esta razón muchos han decidido abandonar sus casas de estudio para iniciar sus respectivas carreras en instituciones privadas.

Estudiantes abandonan las universidades por paro

También te puede interesar: Amenazas de paro de transporte a nivel nacional

La Asociación de Profesores de la Universdad Central de Venezuela (APUCV), ratificó que aún no darán inicio a las actividades académicas porque aún no están dadas las condiciones necesarias para impartir clases. Sin embargo paralizar las actividades académicas y administrativas en las universidades afecta solo a los estudiantes, ya que, el Gobierno venezolano no ha hecho nada para dar solución a este problema.

La situación está comenzando a salirse de control. El Presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), alertó que desde que se inició el paro, más de 500 estudiantes han abandonado sus estudios, especialmente los nuevos ingresos, ya que han optado estudiar en instituciones privadas.

Por su parte la Secretaría de Cultura FCU-UCV publicó un foro en el portal web Aporrea, del que se extrajo el siguiente párrafo, que señala las consecuencias que conllevan estos paros:

(…)Los paros por los que los profesores y empleados se quedan en sus casas no son métodos de lucha adecuados, ya que lejos de llamar la atención de la sociedad y de presionar al Gobierno, lo que hacen es desmovilizar a la comunidad universitaria, de promover que los estudiantes no vengan a la universidad porque no hay clases. Los paros universitarios que impiden que haya clases son inútiles como método de lucha. Pero entonces, ¿por qué se insiste en esta oportunidad en un paro que se conoce y se ha demostrado que salvo dañar a los estudiantes es ineficaz? (…) ¿Por qué tenemos que quedarnos callados y quietos frente a una situación que nos perjudica? ¿Por qué tenemos que sufrir las consecuencias de unas decisiones de líderes gremiales flojos, sin iniciativa ni inventiva para diseñar mejores métodos de lucha que, además no perjudiquen a los estudiantes? ¿Por qué tenemos que aceptar la suspensión de actividades ilegalmente decretada y ejecutada por una instancia que no es parte del cogobierno universitario, bajo la que se esconde un equipo rectoral deslegitimado, sin liderazgo real, y que no quiere aparecer como el real promotor del autocierre de la universidad?

<

Si estas instituciones universitarias no dan fin al paro el país comenzará a caer más en un subdesarrollo, puesto que la paralización de actividades es irracional, afectando fundamentalmente a la masa estudiantil y en general el normal desarrollo de las actividades académicas, científicas, culturales, técnicas y de extensión de las casas de estudios universitarios. Afectan con ello el desarrollo de la Nación.