Saltar al contenido

El comercio en línea en peligro por cacería de bachaqueros

Jorge Arreaza, Vicepresidente de la República y Jefe del Comando Nacional de Precios Justos, anunció el día de ayer que se está realizando la inspección y fiscalización de varias páginas web especializadas en la venta de todo tipo de artículos, entre los que se encuentran productos regulados a precios exorbitantes y prometió cárcel para quienes especulen a través de esta vía.

En peligro el comercio en línea venezolano por cacería de bachaqueros

No dejes de ver: Gobierno combatirá el “bachaqueo” en las redes sociales

Durante una transmisión especial del canal del estado VTV, desde el Mercado Mayorista de Coche, Arreaza epxresó que “la ley es la ley y hay que respetarla, los que sigan utilizando las redes sociales o cualquier otra vía para especular, para inducir una inflación no justificada, para generar marcadores de precios falsos, utilizando falsos referentes además, porque todos estos productos recibieron divisas del Estado, bueno sobre ellos caerá todo el peso de la ley”.

Vídeo cortesía de La Patilla

Asimismo resaltó el caso de un televisor LCD de 32 pulgadas cuyo precio original se encuentra alrededor de 5.000 bolívares y ha sido publicada en el portal web de Mercadolibre con un valor de 32.000 bolívares. “Esta persona que lamentablemente era trabajador público, de una empresa del Estado lo estaba vendiendo en 32 mil bolívares a través de internet… Lamentablemente esta persona fue también detenida y en estos tres hechos ya van cerca de 15 personas detenidas”, dijo.

Estas declaraciones han ocasionado diversas opiniones en las redes sociales (en su mayoría negativas), porque aunque el “bachaqueo” está afectando cada vez más la economía del país, no todos los venezolanos pueden acceder a estos artículos al precio que estipula el Estado, puesto que, estos son ofrecidos en su mayoría a los sectores que apoyan al Gobierno, abriendo así las puertas a la reventa de los productos en precios por encima de lo estipulado, por ser estos los únicos que tienen acceso a dichos productos regulados, iniciando así la especulación.

<