Saltar al contenido

Despidos masivos por negarse a firmar contra el decreto de Obama

Desde que el fallecido presidente, Hugo Chavez, manifestó su deseo de convertir a Venezuela es un país “socialista” y “antiimperialista“, ha generado odio en un sector que no respeta las opiniones de los ciudadanos por no pensar igual, que ha traído como consecuencia el despido de trabajadores, desde grandes empresas como PDVSA como desprecio a los mismos familiares, pero bien, no olvidemos aquel decreto del presidente de los EE.UU, Barack Obama, declarando al Gobierno venezolano como violador de los Derechos Humanos, a poco instante de firmar este decreto, el presidente Nicolás Maduro, generó el rechazo y declaró que era “injerencia” a toda Venezuela.

despidos masivos

No dejes de ver: Ingeniero de Carbonorca da testimonio de su despido por no firmar contra el decreto de Obama

Nicolás Maduro, manipuló la población declarando que el decreto era “en contra de toda Venezuela“, cuando el presidente Obama, lo firmó contra funcionarios del régimen, además Maduro, ordenó a firmar en contra de este decreto, llamando a toda la población, “según” el presidente Maduro se lograron obtener diez millones de firmas.

En diferentes entidades se han encontrados casos de despidos por negarse a firmar este decreto. Recientemente se conoció el caso de 2 trabajadores en el estado Zulia, así lo había denunciado Carlos Pettit, secretario general de Fetrazulia, en la Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia), el sindicato había relatado que dos trabajadores de esta corporación, habían sido despedidos por no firmar.

Otros casos conocidos se dio a conocer el despido de 8 trabajadores de Guayana, por emitir declaraciones abiertamente contra el decreto y el gobierno nacional, siendo dirigentes con algún tipo de liderazgo. Orangel Palma, trabajador de Orinoco Irón, recibió la semana pasada una notificación de despido. Palma es uno de los líderes que ha estado en las constantes protestas que se han realizado por falta de insumos en esta empresa.

Diego Carrero ha sido otro trabajador despedido por parte del régimen, llevando 21 años trabajando en la empresa, donde declaró que fue despedido por no participar en la recolección de firmas. Carrero consideró como una actividad política irrelevante.

<

Así como estos casos, han ocurrido a lo largo de todo el país, simplemente por pensar diferentes.

Mira más: Empleados públicos son amenazados con despido si no votan en las primarias del PSUV