Saltar al contenido

Cabello niega ser dueño de compañías nacionales

El presidente de la Asamblea Nacional y segunda cabeza del oficialismo, Diosdado Cabello, negó ser dueño de numerosas compañías a nivel nacional en el programa de Vladimir a la 1 transmitido por el canal Globovisión. El parlamentario se refirió al tema, luego de que usuarios de la red social Twitter enviaran sus preguntas considerando a Cabello, “el dueño de Venezuela”. Hasta los momentos los rumores expresan que Cabellos posee al menos unas 10 empresas en el país.

Presidente Asamblea Nacional Diosdado Cabello

No deje de leer: Diosdado Cabello asegura que el pueblo no se “pone bravo” por hacer cola

Cuando me acusan de ser dueño de una empresa, le digo a los chavistas, a los consejos comunales, que se apropien de eso (…) Luego veremos que dicen los verdaderos dueños de esas propiedades”, comentó Diosdado Cabello en la entrevista.

Atacó los comentarios que fueron enviados a la cuenta de Twitter del programa, la cual se encontraba abierta a las preguntas que le quisiesen realizar al líder parlamentario. “En principio, soy el dueño de mi vida(…) De lo único que soy dueño es de mi casa y de un terreno que tengo desde hace años, aseveró Cabello.

El representante oficialista remarcó que el gobierno no tiene gestores para entregas de viviendas, ni para entregas de vehículos, agregando que el pueblo no debe hacerle caso “al juego de los estafadores”.

Hasta lo momentos se conoce que Diosdado Cabello es el flamante dueño de la empresa de zapatos RS21, ademas es el dueño de Motos Empaire, del C.C. Líder en Caracas, Atunes Eveba, C.C. Parque Costa Azul en la isla, de la empresa Navibus Ferry y accionista mayoritario de todos los Sigos. Ademas de 43 propiedades inmobiliarias en toda Venezuela.

<

Personas como el, cada día demuestran lo falso que es el socialismo y lo buena que es la revolución para los del gobierno. El pensamiento marxista dice que el capitalismo vive de las contradicciones pero las mayores contradicciones están en el socialismo del siglo XXI venezolano, logrando como consecuencia la situación en la que se encuentra el país en la actualidad.