Saltar al contenido

Almagro condenó la muerte del dirigente de AD

Luis Almagro, secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA) calificó como “una muerte a la democracia” lo sucedido con el fallecimiento del dirigente de Acción Democrática en el estado Guárico. Recordemos que desde la semana pasada distintos actos violentos se han suscitado en diferentes partes del país por parte de colectivos o personas afectas al Gobierno en contra de miembros y candidatos de la oposición.

Luis Almagro- Notilogia

Te puede interesar: Lilian Tinotori asegura que la quieren matar

Almagro en el comunicado emitido expresó que la muerte de una personas es algo inaceptable y doloroso “La muerte violenta de toda persona es un hecho execrable que nuestra conciencia no puede admitir. El asesinato de un militante político, además, nos deja a todos más vulnerables, señala que somos todos víctimas reales, no solamente potenciales”, sostuvo.

El secretario de la OEA se refirió a la muerte del dirigente opositor, señalando que “el asesinato de un dirigente político es una herida de muerte a la democracia” y una sucesión de hechos de violencia política en un proceso electoral es la muerte de mucha democracia.

“Lo sucedido no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes politicos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición”, añadió Almagro.

Respuesta de Maduro tras las declaraciones de Almagro

El presidente Nicolás Maduro, durante un acto en el estado Portuguesa, tildó de “basura” a Luis Almagro, secretario general de la OEA, después de que condenara el asesinato de Luis Manuel Díaz, secretario general de AD en Guárico.

<

El primer mandatario dijo “Todavía no se cumplen 12 horas de la investigación y ya sale la basura de Luis Almagro en la OEA a declarar contra el pueblo y la revolución bolivariana”.

A pocos días de las elecciones parlamentarias los ánimos están caldeados, se han registrados diversos actos violentos alrededor del país en contra de miembros de la oposición, impidiendo que estos hagan su propaganda electoral. Aunque el Gobierno comentó que quienes realizaban estas agresiones eran pagados con dólares por la derecha venezolana; es algo inadmisible pensar que ellos mismos financian terroristas vestidos de rojo para arruinarles los actos públicos y caerles a tiro.