Miguel Cabrera alcanza su cuarta corona de bateo en la Liga Americana

Publicado el 5 octubre, 2015
Publicidad:

El venezolano Miguel Cabreras conquistó por cuarta vez el titulo de bateo de la Liga Americana, El criollo puedo obtuvo este premio con un promedio 338, muy por encina del segundo lugar Xander Bogaerts (320), de los Medias Rojas de Boston.

Miguel Cabrera

Muy pocos en la vida tienen el privilegio de presenciar grandes hazañas en primera fila. Desde siempre, los hitos que quiebran la historia en pedazos, antes y después, son migajas de la gloria que unos pocos privilegiados tienen el derecho de saborear. En Venezuela vivimos días sin iguales con Miguel Cabrera.

El slugger de Maracay consiguió ayer lo que unos pocos en más de 125 años han logrado: cuatro coronas de bateo en un lapso de cinco años. Iguala a Roberto Clemente con cuatro cetros entre los latinos derechos.

El inicialista de los Tigres de Detroit finalizó la temporada con 338 de promedio, producto de 145 hits en 429 veces al bate, el más alto de todas las Grandes Ligas. Se convierte de esta manera en el noveno pelotero en la historia en cosechar tales logros. Wade Boggs, Rod Carew, Ty Cobb, Tony Gwynn, Roger Hornsby, Nap Lajoie, Stan Musial y Honus Wagner, todos ellos miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, son los otros que lo acompañan en este acontecimiento.

En las Grandes Ligas, las múltiples coronas de bateo suelen ser para los bateadores zurdos, los derechos son la excepción a la regla. Pero Cabrera es un predestinado nacido para romper moldes y grabar las hazañas en el bronce de la inmortalidad. Es el primer diestro en conseguir cuatro cetros de bateo en cinco años desde Nap Lajoie, quien fue el rey del contacto en el joven circuito entre 1901 y 1904. Hornsby y Wagner eran de la Liga Nacional.

Por si fuera poco, es el tercer pelotero de los Tigres en sentarse en este trono durante cuatro etapas. Cobb, bateador zurdo, es uno y Harry Heilmann, quien siendo derecho también asió cuatro cetros en las temporadas de 1921, 1923, 1925 y 1927. En la del 23 fue el mejor de las mayores con .403 de average.

Cabrera también fue el que más se embasó este año, al finalizar en el tope de la categoría con .440 de OBP. Apenas participó en 119 compromisos, su menor cantidad desde la temporada de novato en 2003, cuando subió a mediados de año y solo tomó parte en 87 compromisos. Esta vez fue por culpa de una lesión que lo mantuvo fuera durante seis semanas.

Pese a conquistar el título Cabrera no está satisfecho del todo con su rendimiento en el final de la campaña. “Sí estoy orgulloso con la hazaña. Pero en el último mes de campaña no estaba haciendo un buen trabajo con el bate. Tengo que averiguar lo que hacía mal para mejorar el próximo año”, analizó el campeón bate de Detroit.

Por su parte, Miguel Ángel García, quien firmó a Cabrera para los Marlins de Florida recordó sobre el inicialista: “Todavía tengo en mi poder el primer reporte que yo escribí de Miguel. Lo que todavía no ha podido conseguir, y eso lo puse en aquel reporte mío: ganar un Guante de Oro”.

Fuente: Últimas Noticias>