Saltar al contenido

Llegada de alimentos al país, mientras el consumo de carne ha caído en los últimos 3 años

El Gobernador del Estado Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo indicó este domingo desde el Puesto Comando Presidencial de la llegada de 331.187 toneladas de rubros alimenticios al país. A su vez Soteldo anunció la cosecha de rubros agrícolas, “a fin garantizar a través de un precio justo y políticas de subsidio, en aquellos rubros de carácter estratégico para garantizarle a nuestro pueblo productos seguros y de calidad“.

Llegada de rubros al país

Asimismo el Gobernador informó la incautación de 128.000 kilos de alimentos y 48.408 litros de combustible esto como “parte del ataque sectorial que se viene haciendo en esta guerra contra nuestro país“.

Te puede interesar: El Gobierno quiere crear una ilusión de abastecimiento en el país

Mientras tanto el consumo de carne en el país ha caído un 43.4% en tres años. El Presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Albornoz, expresó que la producción agropecuaria del país muestra su peor récord en décadas. La sequía, la falta de insumos y la inseguridad son factores que han afectado la producción agrícola del país. Albornoz señaló a su vez, que mientras entre Enero y Julio del 2012 cada venezolano consumía un total de 24 kilogramos de carne, en igual período este año descendió a 13 kilogramos. “Cada vez se consume menos carne“, advirtió.

Caída de consumo de carne

El descenso del consumo, según Albornoz, obedece a que “hoy hay un rebaño diezmado con una sequía poderosísima, que golpea el norte de Zulia, el sur de Aragua, Guárico, zonas de Anzoátegui, buena parte de Lara, Carora y de ello no se dice nada, estamos ocupados en importar mientras el campo sufre y padece“, criticó.

Se estima que en los últimos tres años se han perdido entre dos y tres millones de animales, ya que para 2012 se contaba con una producción de 15 millones de animales. “Estamos entre 11 millones y medio y 12 millones, pero lo que viene con la sequía podría disminuir aún más“. Asimismo alertó que, “todo el campo nacional está grave. No hay alimentos balanceados, semilla de pastos“. De igual manera informo que al menos un 72% de las maquinarias usadas para la cosecha de alimento, se encuentran paralizadas por falta de repuestos.

Otro factor influyente en la caída de producción agrícola es la inseguridad. Albornoz indicó que en tema personal, es abominable la situación por la que está pasando el país, ya que existe el temor de incremento de atentados, robos, secuestros y extorsión. Añadió que la “inseguridad jurídica” ha cooperado con la caída de consumo, ya que “no hay seguridad de la tenencia de nuestros predios, de la reinversión, tampoco del costo de nuestros productos, de la rentabilidad económica“. Albornoz, igualmente indicó, que entre 600 mil y 800 mil personas han dejado la actividad ganadera, se estima que aún hay 120 mil familias que generan una gran cantidad de empleos en la zona agrícola, indicó. Albornoz señaló que esta situación ha sido expuesta al Ejecutivo Nacional esperando una solución al problema.