Las encuestas dan por perdido a Nicolás Maduro el 6D

Publicado el 8 octubre, 2015
Publicidad:

Nicolás Maduro, lleva un gran peso en su espalda desde que asumió la presidencia del país, una nación que ya venia en picada y luego de que asumiese el mando las cosas empeoraron a tal punto del colapso total. Así lo arrojan los datos de las principales encuestadoras del país que han confirmado un escenario negativo para Maduro y el chavismo, el peor en los últimos 16 años, expresan fuentes oficiales. El impacto de las malas políticas del gobierno ha tocado a todos los venezolanos sin distinción, pero más aún a los que se hacen llamar chavistas, el pueblo más pobre sufre las consecuencias, y según cifras desde que Maduro llegó al poder, más de la mitad ha declinado su postura, viendo a la oposición como la mejor opción para el próximo 6D.

Nicolás Maduro - Notilogia

Te puede interesar: Un oficialismo sin Chávez está perdido para el 6D

Nicolás Maduro vive el peor momento desde que asumió el poder, de acuerdo con los datos de las principales encuestas nacionales. Datanálisis, Hinterlaces, el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) son algunas de las que han confirmado el escenario negativo que enfrenta el presidente de la República de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Para julio de este año, el director de Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, aseguraba que desde el 8 de diciembre de 2012 (último discurso que Hugo Chávez dirigió al país), quienes se autodenominaban chavistas pasaron de ser 44% a 22% de la población. El deterioro progresivo ha coincidido con la evaluación negativa que actualmente tienen los venezolanos de la gestión de Maduro.

En su encuesta nacional más reciente, la empresa que dirige Gil indicó que la aprobación del presidente cayó en 22%, razón por la cual 57,7% de los posibles votantes apostaría por la oposición en los próximos comicios electorales.

Nicolas Maduro resignado a perder

El estudio realizado entre el 10 y el 23 de julio de 2015 en 999 hogares reveló que la Asamblea Nacional pasaría a manos de los partidos opositores, quienes sacarían una diferencia de 31,4 puntos porcentuales a los integrantes del Gran Polo Patriótico.

La brecha a favor de la oposición implica una respuesta contundente en rechazo a un gobierno que no ha sabido resolver los problemas, según el analista polìtico John Magdaleno.

“Hay un clima de opinión muy negativo que tiene como origen la crisis económica. En segundo lugar hay una pérdida muy significativa de los respaldos del chavismo y, por último, existe una pérdida significativa de los respaldos del PSUV”, explicó el especialista en una entrevista.

El clima de opinión negativo lo reflejó el IVAD en agosto, cuando publicó una encuesta en la cual se demostró que 86,7% de los venezolanos piensan que la situación del país es mala.

La culpa es roja rojita

La mayoría de los venezolanos acusa a un solo grupo de los problemas del país: el gobierno que representan Nicolás Maduro y sus ministros.

El estudio de Datanálisis arrojó que 46,1 % de los encuestados ve al presidente como el responsable de la crisis económica y social de Venezuela, mientras que 13,2% afirmó que son los ministros.

De los 1.200 hogares encuestados por el IVAD, 47,8% responsabilizó al gobierno del desabastecimiento y de la escasez, 14,3% al presidente Maduro y solo 7,1% al contrabando.

El presidente de Hinterlaces, Oscar Schemel, informó que aunque existe un descontento general con el gobierno de Maduro, el “chavismo duro” puede llegar a 40% de la población votante.

“El gobierno le está hablando a los radicales y convencidos, un poco más de 30% de la población. Tiene que hablarle a los indecisos, con un discurso renovado, que hable de la realidad económica. Se están desviando a temas que no corresponden. El chavismo está por encima de 30%, es una comunidad emocional, cultura política”, expresó Schemel hace unos días en una entrevista por Globovisión.

Oposición blindada vs. Chavismo en crisis

“La oposición es más grande que el chavismo”, fue la conclusión de Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, en una reciente entrevista.

La intención de voto para las elecciones parlamentarias tampoco favorece al oficialismo en la encuesta del IVAD. Un total de 57,9% de los venezolanos dijeron que votarían por candidatos de la oposición, frente a 19,3% que apostarían por el oficialismo, mientras que 22,8% prefirió no contestar.

Hercon Consultores, otra firma que estudió las percepciones para el 6 de diciembre, demostró que la oposición ganaría las elecciones con amplios márgenes en 13 estados del país, perdería 5 y terminaría en empate técnico en otros 3, según una encuesta realizada en agosto de este año.

CNE

Schemel aseguró que el descontento estaba ganando en los estudios que realiza su marca. “El descontento es un ingrediente fundamental en un proceso electoral, pero a pesar de eso, el chavismo tiene una extraordinaria capacidad de recuperación”, expresó el especialista en una entrevista en Televen el mes pasado.

Esta situación confirma la tendencia que manejaba la empresa Alfredo Keller y Asociados. La intención de voto para septiembre, según esta firma, era de 53% para la oposición y 27% para el oficialismo, una brecha de más de 25 puntos porcentuales entre ambos bandos políticos.

Actualmente, la oposición es percibida como mayoría por los encuestados de esta firma. Un total de 49% tuvo esta impresión, 14 puntos porcentuales más del registro obtenido en el segundo trimestre de 2015, cuando se ubicó en 35%.

Para Magdaleno, “los cálculos demuestran que si la brecha en intención de voto a favor de la oposición oscila entre 10 y 20 puntos, es muy difícil un fraude”.

A solo 60 días de las parlamentarias, el presidente de Venezuela está consciente de su reto: “Yo creo que las elecciones del 6 de diciembre pudieran ser las más difíciles que ha enfrentado la revolución”, confesó este lunes durante la juramentación de los coordinadores de campaña, que buscarán revertir los números que hoy parecen disipar el legado de Chávez y castigar la gestión de Maduro.

Información de El Nacional