Saltar al contenido

Las caraotas son ahora comida para ricos

Las caraotas, es un grano fundamental que forma parte de la dieta de los venezolanos, emblemático de por sí, puesto que es uno de los ingredientes que conforma el plato nacional que es nuestro pabellón criollo. Las caraotas en siglos pasados solían servirse al desayuno, almuerzo y cena, eran como un acompañante inseparable de cualquier comida; como el arroz blanco y la arepa que estaban en la mesa de ricos y pobres. Las caraotas son parte importante de nuestra economía, por algo son parte de nuestra identidad.

Caraotas negras

Te puede interesar: Deliciosa receta de las caraotas negras venezolanas

caraotasYa sean con azúcar, para los mas arriesgados o sencillas como tradicionalmente se hacen, estos granos tienen una serie de beneficios para la salud. Las caraotas negra es la perfecta aliada de todo el que quiera luchar con la hipertensión, y es que esta legumbre es una de las mejores para regular todos los problemas de tensión y todo lo que acarrea. Además contiene vitaminas, minerales, fibra, son bajos en grasas y en colesterol, fuente de hierro, tiamina, riboflavina, niacina y ácido fólico, a parte que da mucha energía.

Las caraotas no escapan de la situación crítica que vive el país, la escasez, la inflación, las malas políticas económicas han hecho que este producto desaparezca de los supermercados y de los mercados populares, los granos era la comida de los pobres, así lo dicen muchas personas que en la actualidad no consiguen el preciado grano y si lo encuentran el precio es tal, que un 1kg de carne puede ser hasta mas barato.

Pedro Puglisi, miembro del directorio de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), explicó que en reuniones recientes con el Gobierno, este propuso el cultivo de aproximadamente 30 mil hectáreas de caraota, lo que sumado a la propuesta de la confederación resultaría en unas 50 mil hectáreas para 2015. Sin embargo, debido a falta de semillas e insumos, el especialista duda que difícilmente se trabajen unas 25 mil hectáreas del grano.

Es irónico que el grano que conforma nuestro pabellon criollo, en su mayor parte sea traído del extranjero; históricamente, la oferta de esta proviene en 80% del extranjero, la producción nacional, tanto como la importación, han presentado mermas significativas en el mercado. La escasa oferta lleva el kilo de caraotas a Bs. 1.200.

Las caraotas dejaron de ser el sustituto barato de la proteína animal, o el alimento de los pobres, y se han convertido en una especie de “oro negro”, que no solamente supera el precio del pollo, sino también de la carne, lo cual ha obligado a la gente a retirarlo de su dieta de la semana o bajar su consumo. Ante esa situación, en la calle no falta quien haga una reflexión: si el sueldo mínimo es menor de 8 mil bolívares y todos los productos de la cesta básica general han subido exponencialmente, qué puede estar haciendo la gente, o pasando hambre o haciendo cosas no regulares para sobrevivir.

granosAlgunos de los precios de los granos en los mercados de acuerdo a la información de los vendedores, en cuatro meses para acá la caraota negra, por ejemplo, pasó de conseguirla el consumidor en 70, 90, 400 bolívares, a 900 y 1200 bolívares; la arveja fresca que, según Fabián Velazco, vendedor de verduras, hortalizas y legumbres, se conseguía a 900 y mil bolívares, se encuentra a 500 bolívares; la arveja seca se conseguía a 80, 90 y 500 bolívares, y ahora se consigue a 700 y 900 bolívares, según el puesto. Por otra parte, la caraota roja estuvo en 200, 600 y 800 bolívares y ahora cuesta mil 200 bolívares; el garbanzo estuvo entre 900 y mil 200 bolívares y ahora se consigue entre 2 mil 500 y 2 mil 800 bolívares; frijol blanco no hay, pero la lenteja que hace mes y medio aumentó de 150 y 200 bolívares a 800 bolívares. Aunque muchas veces la lenteja roja no se encuentra, puesto que lo traen de Colombia, y el traerla cuesta dinero y el cambio del peso al bolívar, también afecta el precio, según lo comerciantes.

Las alubias negras como también son conocidas, siempre han sido un contorno rendidor que muchos casos se ofrecían en los mercados y bodegas, a bajo costo, pero seguir incluyéndolos en los platos del venezolano es cada vez más difícil. Muchos se preguntan a dónde iremos a llegar con la situación actual, o qué iremos a comer si hasta lo mas básico es cada vez más caro.

Te puede interesar: Precio de la canasta alimentaria Venezuela octubre 2015

Caída de la importación

Según lo publicado en diferentes medios nacionales el déficit de granos en todos sus tipos: lentejas, arvejas, caraotas blancas, rojas y garbanzos tiene respuesta en la caída de importación de este rubro desde Canadá, Chile y China.

Adicional a la caída en la producción nacional de algunas leguminosas como las arvejas, frijoles, y granos negros, las empresas del Estado y privadas paralizaron la importación de este rubro. Una fuente extraoficial que labora directamente con una empresa de empaque de granos, alertó para los medios que desde hace tres meses no se han aprobado divisas para la compra de granos y leguminosas en el exterior, de allí la escasez de la lenteja y otros granos.

Según reportes del Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado Venezuela compró a Canadá 21.4000 toneladas de lentejas durante el primer semestre por un valor de 144 millones de dólares.

Este año, aunque el INE aún no ha publicado datos de Comercio Exterior, fuentes del sector aseguran que “las autoridades venezolanos consideran, por los momentos, que la importación de este tipo de leguminosas no son prioritarias para el país, y algunas empresas han traído las semillas por cuenta propia a precio del mercado paralelo”.

El Gobierno debería incentivar el sembrar, el cultivar para vivir, sembrar petroleo como dijo alguna Uslar Pietri, una frase que hoy en día vemos el gran significado que tenía y que ahora lamentamos todos los venezolanos el no haber puesto en practica.