El bolívar es todo menos fuerte

Publicado el 25 octubre, 2015
Publicidad:

Nuestro país está en una situación económica tan grave, que ya nuestra moneda perdió casi su valor absoluto, lo que queda demostrado por el hecho de que, ahora ni los ladrones quieren bolívares, ya que, últimamente se han notificado casos de robos a venezolanos, en los que el ladrón solo quiere dinero en moneda extranjera, lo que indica el grado en el que se ha perdido la fe en la economía y la incapacidad del gobierno para encontrar una salida al problema.

Bolívar de todo menos fuerte

NO dejes de ver: La descomposición del bolívar fuerte por Víctor Salmerón

En el 2007, Chávez emitió billetes nuevos y le quitó tres ceros a la moneda que, de tiempo atrás, había sufrido devaluaciones e inflación y la renombró como el “Bolívar Fuerte“, como hemos visto esto no resolvió nada pues ahora Venezuela pasa por la peor crisis económica en años. Hace un año un dólar costaba alrededor de 100 bolívares en el mercado negro, ahora esta cifra se ha multiplicado ubicando el dólar en más de 800 bolívares, un signo de cuán completamente se ha caído la confianza interna en la economía.

El FMI pronosticó que este año la inflación venezolana cerrará en 159%, con un descenso en la economía de un 10%, catalogándolo como el peor desempeño económico en el mundo.

No solo las cifras monetarias son el problema, sino también el hecho de que el Gobierno se ha encargado de ocultarle al país los datos económicos básicos, como la tasa de inflación o el producto interno bruto. El hecho de que el Gobierno insista en mantener el precio del dólar de CENCOEX en 6,30 bolívares, mientras el ingreso del país ha reducido debido al colapso del precio del petróleo y el aumento del dólar paralelo, da lugar a una economía de precios altos en la que puede ser difícil estar seguros de cuál es el valor real de cualquier cosa y en la que el mercado negro del dólar es el que dicta cada vez más los precios.

Si vamos a sacar cuentas, todo en este país se ha convertido en lujo, solo una entrada al cine cuesta alrededor de 380 bolívares, que calculado a la tasa del Gobierno serían al menos $60 y con el dólar paralelo estaría en $0,46.

CENCOEXRecientemente el Presidente Maduro decretó un aumento de sueldo que quedará en Bs. 9.648,18, lo que en la tasa del Gobierno son unos decentes $1.531 o unos miserables $11,76 con el precio paralelo, esto indica que para un venezolano promedio, con una familia de al menos 4 personas, es muy difícil cubrir sus gastos con el alto costo de la vida en Venezuela, donde la cesta básica familiar tiene un costo de al menos 78 mil bolívares y los precios de los productos aumentan de valor al menos 1 vez a la semana.

Maduro de esta situación se escuda, culpando de una “guerra económica” desatada por sus enemigos, extranjeros y nacionales. Sin embargo, la mayoría de los economistas dicen que la caída en los precios del petróleo y las políticas gubernamentales, incluidos los controles estrictos sobre los precios y el tipo de cambio para las importaciones son las que causan los problemas.

Debido a los altos precios, el Gobierno venezolano debió emitir billetes de mayor denominación, como de 500, 1.000 0 10.000 bolívares, a lo que se ha hecho caso omiso. Así es que la gente necesita más billetes para comprar los mismos productos que adquiría hace un año.

Asimismo, conforme la gente recurre al mercado negro para comprar más productos que no se pueden encontrar en las tiendas, las transacciones que en otros tiempos se podían hacer con tarjetas de débito o de crédito ahora se efectúan en efectivo. Eso crea problemas logísticos ya que los bancos deben mover cantidades enormes de papel moneda y los cajeros automáticos se vacían con mayor rapidez.

No puedes dejar de ver: Economistas aseguran que Venezuela necesita billetes de 200, 500 y mil bolívares

Por supuesto que Maduro está consciente del impacto simbólico de emitir billetes más grandes así como el aumento del costo de la gasolina, tan excesivamente subsidiado que prácticamente es gratis, pero éste se ha negado a llevar a cabo estos cambios quizá porque teme una respuesta negativa antes de las elecciones.

Lo que si queda demostrado es que el Bolívar cada vez pierde más su valor y el término “Bolívar Fuerte” se debilitando con gran rapidez, entonces, ¿reaccionará en algún momento el Presidente ante esta situación o ya se escapó por completo de sus manos?, solo queda esperar lo mejor y luchar por un cambio.