Buque con bovinos se hundió en el río Amazonas

Publicado el 8 octubre, 2015
Publicidad:

La mañana de este miércoles un buque con bandera libanesa, que transportaba un total 5.000 reses vivas procedentes de Brasil cuyo último destino sería Venezuela, naufragó poco después de zarpar en el río Amazonas específicamente en las aguas del estado de Belém do Pará en Brasil donde se reportó que la mayoría del ganado se hundió, otras fueron arrastradas por la corriente y también se pudo presenciar el robo de algunos bovinos por parte de los habitantes de esa zona.

Buque con bovinos se hundió en el río Amazonas

El Estímulo reportó que “cada cabeza de ganado estaba valorada entre 1.000 y 1.300 dólares. Si se llegasen a ahogar todos los bovinos, el comprador perdería en total 50 millones de dólares”, aseguró al portal un ganadero venezolano.

El barco de nombre “Haidar“, perteneciente a la multinacional Minerva Foods, que es la principal compañía que provee carne a Venezuela y el mundo, contaba con unos 117 metros de longitud y en su interior poseía pisos de corrales los cuales se comparan con varios campos de fútbol. Además del deceso de los animales se registró un desastre ambiental, en donde debido al hundimiento del navío los tanques de gasolina se destrozaron ocasionando el derrame de 700.000 litros de combustible en las aguas del río Amazonas.

También le puede interesar: El Gobierno quiere crear una ilusión de abastecimiento en el país

Si una carga viva es mal manejada va a causar una excoriación del navío que fue lo que ocurrió. Giró sobre su propio eje hasta que se hundió”, es decir, el peso de la carga transportada o un orificio en el casco del buque pudieron haber causado el excoriamiento y en consecuencia provocado el hundimiento del barco, ocurrido en Barcarena, explicó el funcionario Parsifal Pontes, presidente de la Compañía “Docas dos Portos de Pará” (CDP), que administra los puertos fluviales en ese estado de la amazonia brasileña.

Se sabe también que los 28 tripulantes de la nave se encuentran detenidos mientras se profundizan las investigaciones. Las autoridades realizarán un informe en donde evalúan los posibles cargos de los tripulantes por los daños ambientales asociados a la muerte de los animales y al derrame masivo del combustible.

Posteriormente la Agencia de Defensa Agropecuaria de Pará y la Secretaría de Salud del estado advirtieron a las personas sobre los peligros de comer carne de animales en proceso de descomposición y donde la directora de salud animal de Pará, Melanie Castro explicó a la prensa que: “Las personas corren el riesgo al consumir a un animal abatido el cual no pasó por el proceso de certificación y el posible envenenamiento debido al consumo de un animal muerto en proceso de putrefacción”.

Minerva Foods

Según un informe realizado por la empresa Minerva Foods y dirigido a inversionistas, comentó que Venezuela es un “considerable comprador“, donde se notó que en el primer trimestre de 2015 sumó $993 millones, con una reducción del 26% comparado con igual periodo de 2015. En toneladas, las ventas externas fueron de $232.000, una baja del 24%. Entre los motivos de estos descensos se destaca “el menor volumen importado por Rusia y Venezuela, ambos impactados por la desvalorización de sus monedas, la caída en el precio del petróleo además de ambientes sociales y políticos inestables”, aseveró la multinacional.

La firma manifestó sobre Venezuela:

“La caída de las importaciones de carne bovina por parte de Venezuela a partir del cuarto trimestre de 2014 se acentuó en el inicio de 2015, reflejo de la fuerte desvalorización del precio del petróleo y de la frágil situación político social del país”.

Un vídeo circula por las redes en donde podrá reproducir los hechos de la tragedia:

Fuente: El Estímulo